Módulos Temas Día

Lima 2019: ¿Lograremos una medalla en transporte público a 20 meses de los Panamericanos?

A estas alturas, las obras ya habían comenzado en los juegos de Toronto 2015. ¿Cuándo podremos ver un avance en la casa de Lima 2019?

(Foto: USI).

Faltan 20 meses para que el pitazo inicial de los Juegos Panamericanos Lima 2019 inunde la ciudad entera. Pero antes debemos sofocar los claxons y bocinas, si queremos un evento limpio.

Ante una fiesta de tal magnitud, la prioridad absoluta es el transporte. Y no basta con taladrar el suelo o darle 30 cm. extra a la avenida, sino un sistema que garantice que el público llegue del punto A al punto B.

Y si actualmente uno sufre para viajar por la avenida Faucett o la Javier Prado, imaginen a un atleta que debe movilizarse desde la Villa Panamericana hasta su respectiva sede.

PlazosFaltan 20 meses y la alarma ya sonó hace rato. Los últimos juegos fueron en Toronto, año 2015, y Otto Franklin Schug, responsable de planificación del transporte del evento, señaló que el trabajo en Canadá comenzó con dos años de anticipación.

"Toronto siempre tuvo una red de transporte público muy buena. Con dos años de anticipación es cuando debes sentarte a elaborar la estrategia de administración para la demanda de transporte, porque para ese entonces la planificación para las sedes ya debe estar lista", señaló Schug a Gestión.pe.

Es decir, la ciudad más grande de Canadá, con su red de trenes, subterráneo y una cultura adoptada de transporte público, tardó dos años en ponerse a punto para sus juegos.

Por acá, en la ciudad de la panza de burro, Carlos Neuhaus afirmó que las obras viales deberían comenzar en enero de 2018 para llegar a la meta de marzo en 2019. Por su parte, la Municipalidad de Lima aún no decide cuándo ejecutará su partida.

PresupuestoCanadá invirtió US$ 108.3 millones en logística y transporte para Toronto 2015, de los cuales solo US$ 37.6 millones llegaron de las arcas públicas, reveló Schug.

Incluso el país norteño se dio el lujo de financiar transporte público gratuito para los espectadores del evento.

"Ha sido una práctica común en los juegos anteriores. Deberían tomarlo bastante en consideración aquí en Lima", subrayó.

El panorama limeño es un poco más gris. Hace poco la Municipalidad de Lima recibió una partida de S/ 300 millones (US$ 91.7 millones) para ejecutar obras viales.

Sumando las diferencias entre Toronto y Lima, es razonable que Perú gaste un poco más en su estrategia de transporte. El dato curioso es que esos US$ 91.7 millones solo cubrirán cuatro obras viales. Se han planificado 16.

SolucionesElaine Felske se encargó de planear el transporte para, entre otros eventos, las Olimpiadas de Rio 2016 y el Mundial Brasil 2014. Ella asgura que hace falta un estudio para definir la mejor estrategia en los juegos de Lima 2019.

"No necesitas tener todas las instalaciones deportivas conectadas, sino una red fluida de tránsito. Se debe invertir más en transporte público", explicó a Gestion.pe.

Una solución que plantea Felske es crear carriles exclusivos para los vehículos acreditados. Este método ya funcionó en otras ediciones deportivas y solo haría falta una correcta aplicación para que no genere más tráfico.

"Se puede hacer una simulación de modelaje en computadoras para definir el mejor escenario para la ciudad. Debe haber un equilibrio para afectar lo menos posible", añadió.

Ambos expertos coinciden en que debe maximizarse el uso del transporte público, lo cual significa una sola cosa: se debe evitar que la gente utilice sus autos particulares.

Decantaron respuestas diferentes, pero igualmente aplicables. Felske sugirió que los eventos cuenten con poco estacionamiento, y que sea exclusivo para atletas o vehículos autorizados. La idea es evitar que la gente llegue a las sedes en sus propios autos y minimizar la congestión vehicular.

Otto Schug, por su parte, decidió que se debería mover la hora punta. En Canadá se logró reducir en 20% el tráfico del peor momento en las avenidas con una idea peculiar: trabajar desde casa o retrasar la jornada laboral.

"Si vas a trabajar a las ocho, tal vez ahora ingreses a las nueve o diez para mitigar la hora pico", apuntó Schug.

Los especialistas concluyeron que el reto es grande, pero se pueden lograr grandes cosas en Lima 2019. La pregunta que queda al aire siempre es la siguiente: ¿Cuándo comenzaremos a trabajar?

Leer comentarios ( )