La se lanzó en el 2005. Según Sara Campos, responsable legal de la consultora KPMG, fue una norma poco aplicable y difundida. Además, solo era adoptada por regímenes especiales laborales como construcción civil, industria y minería.

Hace dos meses, se emitió emitió el reglamento que complementa esta ley. El problema –advierte la especialista– es que establece las mismas obligaciones para todas las empresas, al margen de si su trabajo es de alto o bajo riesgo.

"El mensaje de este nuevo reglamento es que la seguridad y la salud no son exclusivas de las actividades de alto riesgo, sino de todos los sectores, ya sean de servicios, de comercio, etc –explicó la especialista–. Cumple con lo estándares de la legislación laboral internacional. Sin embargo, debió establecer obligaciones distintas y de cumplimiento progresivo para empresas de menor riego y tamaño, las cuales difícilmente pueden cumplir con las exigencias actuales".

"No es el mismo riesgo si la empresa fabrica productos industriales o brinda servicios profesionales. Una norma tan general terminará siendo letra muerta", remarcó.

Vacaciones

Otro tema relacionado con la ley y el reglamento es el de las capacitaciones que reciben los empleados. En estos casos, las empresas están obligada a brindar los permisos necesarios, lo que suma más días no laborables al año. "Tenemos 30 días de descanso vacacional más lo feriados establecidos por el decreto legislativo 713, y el sector público tiene otros días de descanso. Además, si pertenecen a un sindicato hay 30 días de licencia sindical. Al final, el peruano no es tan productivo, trabajamos pocos días al año", señaló la experta

PDT Planilla Electrónica – PLAME Campos explicó, además, que el Plame se utilizará para verificar si las empresas cumplen con el pago de horas extras, la bonificación por descanso en días feriados, el horario nocturno, etc. "La desventaja es que muchas empresas no saben utilizarlo. No hay una política de difusión intensa. Por ello,van a preferir registrar menos trabajadores u omitir información", afirmó.

Si las firmas no cumplen con los registros correspondientes, cuando sean fiscalizadas por el Ministerio de Trabajo, las multas serán de entre 6 y 10 UIT. Para la experta, esto desincentivará la formalización.

"No significa que el PLAME sea una mala idea pero debemos tener en cuenta que solo en Lima la gente está familiarizada con el Internet, mientras que en provincia no todos pueden tener acceso",añadió

Datos–La Planilla Electrónica es el documento presentado a través del Programa de Declaración Telemática (PDT Planilla Electrónica) y está conformada por el Plame y el T-Registro.–En el Plame se registra toda la información de tipo económica: días laborados, días no laborados no subsidiados, jornada de horas extras, remuneración básica, asignación familiar, refrigerio, etc. –En el T-Registro se consignan datos como el nombre, derechos, si trabaja en una entidad de riesgo, si está contratado a plazo temporal o indeterminado, etc.