(Bloomberg).- El banco central chileno ha logrado convencer a casi todos los operadores y economistas de que ha puesto fin a las reducciones de tasas de interés más enérgicas del mundo.

Deutsche Bank AG y JPMorgan Chase Co. dicen que el banco exagera.

Gustavo Cañonero y Vladimir Werning, economistas de las respectivas firmas, son los únicos pronosticadores entre los 11 que analizó Bloomberg que estiman que en el transcurso del próximo año habrá más reducciones.

Su opinión contrasta con la de los operadores del mercado de permutas, que apuestan en más de un 90% a que las autoridades mantendrán las tasas sin cambios en ese período.

El presidente del Banco Central de Chile, Rodrigo Vergara, dijo el 23 de octubre que el banco no contempla más reducciones de tasas porque la economía se recupera y la inflación es la más alta en cinco años.

Cañonero, de Deutsche Bank, pronostica que tendrán que volver a bajar las tasas el mes próximo dado que las vacilantes ventas minoristas y la manufactura indican que no se materializa la recuperación del crecimiento.

Chile ha bajado las tasas 2 puntos porcentuales en los últimos 13 meses, la mayor cantidad entre 38 países que analizó Bloomberg, a los efectos de reanimar una economía que se encamina a su menor expansión desde 2009.

"No pensamos que las cosas vayan a cambiar lo suficiente para que el banco central confíe en que la economía se recupera", dijo Cañonero por teléfono desde Buenos Aires. "Sé que el banco central ha sido muy explícito y que hasta ha indicado que el ciclo de flexibilización ha terminado. La economía aún no ha tocado fondo".

El banco central se negó a hacer declaraciones sobre opiniones de economistas.

Ninguna necesidad"El banco central no considera que en el futuro inmediato haya necesidad alguna de dar a la economía un estímulo monetario adicional", dijo Vergara a economistas en una reunión del banco central el 23 de octubre.

Las autoridades bajaron la tasa un cuarto de punto el 16 de octubre, a 3%, en tanto buscaban impulsar el crecimiento en una economía afectada por la caída del cobre, la principal exportación de Chile, que este año declinó 8.9%.

La semana pasada surgieron indicios de que la economía continúa vacilando cuando el gobierno dijo que las ventas minoristas se contrajeron 0.9% en los 12 meses hasta setiembre. La mediana de los pronósticos de 17 economistas de una encuesta de Bloomberg era de un aumento de 1.5%.

"Si bien es razonable estimar que nos acercamos a un momento decisivo del ciclo, el momento no es seguro y persisten los riesgos", dijo Werning, el jefe de análisis para América Latina de JPMorgan, por teléfono desde Nueva York. "Esos riesgos comprenden una mayor desaceleración del consumo a corto plazo y una recuperación económica débil, de modo que el banco central tiene margen para seguir bajando las tasas".