cree que en el mundo "hay oportunidad" para subir los impuestos. Aunque dijo que en EE.UU. esta propuesta parece insulto, señaló que elevar la carga tributaria sería un buen recurso para mejorar el suministro de bienes públicos en varios países.

Para el premio Nobel, la , cercana al 17%, es un nivel bajo, mientras que Suecia, que tiene los impuestos más altos del mundo, es un buen ejemplo de gestión e inversión de los ingresos tributarios.

En este sentido, el economista, conocido por ser crítico de los postulados neoliberales, bromeó sobre la "creatividad" de muchas empresas multinacionales que han logrado diseñar sistemas para evitar no "eludir" el pago de ciertos impuestos, lo que se podría corregir.

[ LEA TAMBIÉN: ]

Por su parte, Min Zhu, subdirector gerente del FMI, apoyó un aumento de los impuestos para los más ricos; sin embargo, estimó más importante ampliar la base tributaria para una eficiente movilización de los ingresos nacionales.

"Todos tienen que pagar impuestos, pero se pueden conseguir mayores ingresos mejorando el sistema. Hemos trabajado en estos en Nigeria, Tanzania y Mozambique y hemos visto que al mejorar el sistema tributario, mejora el ingreso nacional bruto. Antes de elevar los impuestos, hay que pensar en cómo se amplia la baje", anotó durante el panel 'Implementación del programa posterior a 2015' esta noche en la .

Países emergentes estima que otro de los problemas que limitan la reducción de la pobreza en países en vías de desarrollo que es el valor que obtienen por la explotación de sus recursos es muy pequeño, lo que genera una baja provisión de bienes públicos por parte del Estado.

"Es necesario crear marcos legales para que los países obtengan realmente el valor de sus recursos para que se beneficie toda la población. Es un problema muy especial (…). Es un problema del sistema y una falta de compromiso, aunque también hay fallas por la corrupción", comentó.