El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, consideró que el país no puede renunciar al millonario emprendimiento de oro , de la estadounidense Newmont, ni al proyecto de cobre , de Southern Copper , paralizados por el rechazo de las comunidades locales.

En una entrevista con Reuters, Merino afirmó que el Gobierno está priorizando la entrega de algunos permisos mineros, al tiempo que trabaja para concretar proyectos que se han retrasado por el descontento popular, como es el caso de Conga, cuya inversión llega a los 5,000 millones de dólares.

"No podemos darnos el lujo de perder una inversión de ese tamaño. La minera ha cambiado de cara, ha dado gestos claros de integración con , son nuevos aires", dijo Merino. "Conga sí tiene que salir, en base a que se continúe haciendo un trabajo de desarrollo social en las comunidades", agregó el ministro, tras precisar que esta labor duraría unos dos años.

Newmont paralizó temporalmente el desarrollo de Conga para construir primero reservorios que garanticen el agua a la población de Cajamarca, donde se ubica su proyecto, que teme quedarse sin el recurso.

Merino espera que también pueda avanzar el proyecto Tía Marta, de , de unos 1,000 millones de dólares, que elevaría la producción de la firma en unas 120,000 toneladas anuales. "Southern Copper aún no ha presentado el EIA (estudio de impacto ambiental) de Tía María, esperamos que ya en el primer trimestre del próximo año lo presenten y empezaremos a trabajar ese tema", afirmó.

"Creo que las lecciones se van aprendiendo, ahora con Southern Copper hay una nueva visión de hacer las cosas", agregó.