Londres (Reuters).- podría intervenir "decisivamente" para combatir la actual fortaleza del yen, ya que esto está repercutiendo sobre la , dijo hoy el principal funcionario del Gobierno en materia cambiaria.

Tokio intervino por última vez en los mercados cambiarios en noviembre, pero recientemente algunas autoridades han dejado entrever que un yen más alto podría hacer descarrilar la , que es fuertemente dependiente de las exportaciones.

"Las exportaciones han sido influidas por cambios en la cadena de suministros y por los problemas en Europa, en algunas economías avanzadas y también en China", dijo Takehiko Nakao, viceministro de Finanzas para asuntos internacionales.

"Y además estamos sufriendo por un yen muy apreciado (…), si lo necesitáramos, tomaremos medidas muy decisivas en el mercado, esa es nuestra postura", sostuvo el funcionario durante un discurso en Londres.

Nakao instó además al Banco Central Europeo a cumplir su promesa de comprar deuda de países de la zona euro en problemas.

Tokio gastó un récord de 8 billones de yenes (102.000 millones de dólares) en intervenciones unilaterales en el mercado cambiario el 31 de octubre del 2011, cuando el dólar tocó un mínimo histórico de 75,31 yenes, y otro billón de yenes en incursiones no declaradas.

El yen ha subido casi un tercio desde el 2007, apreciación que fue particularmente dolorosa en el actual escenario económico, dijo Nakao.

El dólar, que ha perdido cerca de un 7.5% contra el yen en los últimos cinco meses, subió tras las declaraciones de Nakao.

El crecimiento económico de Japón se desaceleró a un 0,3 por ciento en el segundo trimestre y los economistas han recortado sus proyecciones para el segundo semestre.

Nakao dijo que esperaba ver que el Banco Central Europeo actúe, haciendo honor a su promesa de elaborar un plan para bajar los costos de endeudamiento de los países de la zona euro en dificultades.

"Yo espero que el BCE haga lo que (su presidente, Mario) Draghi ha prometido", afirmó.

"Estoy muy interesado en ver qué hará el BCE para comprar los bonos de países de la zona euro", agregó.