Bruselas (Reuters).- El primer ministro italiano, Mario Monti, afirmó que su país está amenazado por una gran posibilidad de contagio como consecuencia de la crisis de deuda en la zona euro y advirtió que la presión de los mercados por la subida de las rentabilidades de la deuda podría complicar las reformas.

"Es obviamente difícil, cuando un país demuestra unos enormes esfuerzos de consolidación y reforma estructural, que son política y socialmente costosos, y ve su posición amenazada por la gran posibilidad de contagio", expresó Monti.

"El contagio está presente por la debilidad generalizada del sistema más que por la debilidad específica de mi país", expresó Monti en una conferencia en Bruselas mediante una conexión de video desde Italia.

Asimismo, advirtió sobre un rechazo popular si los inversores reclaman unos recortes fiscales más profundos y una disciplina presupuestaria más allá de lo que ya se ha acometido.

"Sé que existe el argumento que si los inversores no presionan a través de unas tasas de interés más altas, los gobiernos no tendrán la determinación de consolidar y emprender reformas. Bien, quizás ocurra lo contrario", declaró.