El ) presentó por primera vez el 2012), elaborado en base a 39 indicadores agrupados en seis pilares: instituciones, infraestructura, entorno económico, salud, educación y mercado laboral.

Casi todas las regiones en el tercio superior del ranking pertencen a la costa y las del tercio inferior presentan los índices más altos de pobreza.

Encabezan el ranking Lima, Arequipa y Moquegua, Tacna, Ica y Tumbes; mientras que las regiones menos competitivas son Puno, Ayacucho, Apurímac, Huánuco, Huancavelica y Loreto.

"Los datos demuestran que la competitividad está relacionada al PBI y al crecimiento económico. Por eso los departamentos más pobres son los menos competitivos", recalcó , presidente del IPE.

El economista explico que Lima mantiene el liderazgo por la mayor cobertura eléctrica y de saneamiento, pero no se posiciona bien en institucionalidad por la percepción de inseguridad ciudadana.

El caso de Moquegua también es particular, pues es la región con el mayor presupuesto per cápita, explicado principalmente por el canon recibido por la explotación minera.