, director gerente del Instituto Peruano de Economía (IPE), manifiesta que la gestión y administración de una región afecta de manera significativa a su y mientras más plazo se de a una mala gestión, más comienza a pesar en su actividad económica.

El economista da como ejemplo las disparidades en los resultados de la actividad económica en Cajamarca y Cuzco, donde los gobiernos regionales jugaron un papel importante en el momento de decidir si apoyar o no proyectos de gran envergadura para su respectiva región.

Respecto a estos resultados de actividad económica, el IPE comenzará a publicar un indicador trimestral que aproximará la actividad económica de las regiones: el Indicador Compuesto de Actividad Económica Regional (ICAE).

"Tomamos una serie de datos que existen respecto a producción, recaudación tributaria, empleo en las ciudades más grandes, etc, y usamos esos datos para tratar de aproximar cómo le ha ido a la actividad económica, algo parecido al PBI de la región", explica el economista.

Expone que cada día es más importante entender qué pasa en las regiones ya que lo que ocurre en las regiones es radicalmente distinto entre uno y otro.

"Por ejemplo en nuestro estimado el año pasado la diferencia de crecimiento entre la región que más crecieron –Cusco y Moquegua- y las que menos crecieron –Cajamarca y Ucayali- es de más de 20 puntos. Es una diferencia enorme, no parece del mismo país", dijo.

Hoy se presentará los datos para el 2013 del ICAE en las instalaciones del Banco Central de Reserva del Perú ().