Inversionistas necesitan ver más de China

A más largo plazo, esta medida podría mejorar la liquidez del mercado de Hong Kong y ayudar a reducir la brecha en la valoración entre las empresas cotizadas tanto en el mercado de Hong Kong como en el de China continental.

Inversionistas necesitan ver más de China

Bloomberg.- El próximo año marcará el aniversario número 40 de la reforma y apertura de China iniciada por Deng Xiaoping, y es tan vital como siempre que el gobierno presione con más intensidad y más rapidez para realizar cambios estructurales.

Si bien los anuncios recientes sobre la industria financiera son alentadores, para que la comunidad inversora global confíe completamente en China, esta todavía debe avanzar en áreas importantes tan diversas como las empresas estatales y la atención médica.

China está en un punto en el que ya no puede depender del estímulo monetario y el gasto fiscal para respaldar el crecimiento a más largo plazo. El gobernador del Banco Popular de China, Zhou Xiaochuan, advirtió recientemente que una mayor reforma y apertura son clave para controlar proactivamente los riesgos sistemáticos en el sector financiero de la nación.

Con ese fin, se han producido nuevos anuncios de reformas. A fines de la semana pasada, el gobierno eliminó los límites a la propiedad extranjera de los bancos y permitió a las empresas extranjeras adquirir participaciones mayoritarias en empresas locales de valores, administradores de fondos y aseguradoras.

El gobierno también anunció que probará un plan para permitir a los fabricantes de automóviles extranjeros establecer negocios de vehículos eléctricos de propiedad total en las zonas de libre comercio de China, así como permitir a las compañías extranjeras establecer fábricas sin tener un socio nacional para fabricar vehículos utilitarios. Y se han anunciado otras medidas.

Al comenzar su segundo mandato, el presidente chino, Xi Jinping, prometió que China daría "grandes pasos para hacer reformas" en los próximos años, y hay varias áreas que necesitan un mayor progreso.

En relación con los mercados de capital, el Ministerio de Finanzas continuó esta semana sin aplicar impuestos a las ganancias de capital a los inversionistas individuales por las operaciones realizadas a través de la conexión entre las bolsas de Shanghái y Hong Kong.

La decisión debería ayudar a continuar expandiendo los volúmenes de negociación bidireccional entre los mercados de China y Hong Kong.

Otra medida sobre la que se ha especulado podría ser más significativa. Los medios locales informaron que Pekín está analizando algunas firmas nacionales que cotizan en Hong Kong para la propuesta de reforma de acciones no transferibles.

A más largo plazo, esta medida podría mejorar la liquidez del mercado de Hong Kong y ayudar a reducir la brecha en la valoración entre las empresas cotizadas tanto en el mercado de Hong Kong como en el de China continental.

Además de eso, el Comité de Estabilidad Financiera y Desarrollo sobre la reforma financiera y el desapalancamiento celebró su primera reunión la semana pasada. La función principal de este nuevo comité será deliberar sobre importantes programas de reforma y desarrollo para el sector financiero, y coordinar la regulación financiera entre los diversos reguladores.

Dado que el crédito total en el sistema todavía se está expandiendo a casi el doble de la tasa de crecimiento del producto interior bruto, el ritmo de trabajo de este comité debe intensificarse.

Si la agenda de reformas se implementa correctamente, tiene el potencial de ser un impulsor positivo de los mercados de capitales de China, dado que las empresas de propiedad estatal representan aproximadamente el 62% de la capitalización total de mercado del Índice Compuesto de Shanghái.

También me gustaría señalar que los períodos de reforma históricamente han coincidido con mercados de acciones fuertes. Algunos ejemplos incluyen el Reino Unido durante la campaña de reformas de la primera ministra Margaret Thatcher, los Estados Unidos en la década de 1980 durante las desregulaciones del presidente Ronald Reagan y Alemania en 2003, durante la reforma laboral posterior al borrador Hartz.

Sin embargo, la ejecución es la clave y tanto para la economía china como para los mercados financieros, es vital que se avance más.

Tags Relacionados:

China

Inversión extranjera

Leer comentarios ( )

Fotogalerías