El Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS), a través del Programa Nacional de (PNSR), inició una nueva etapa para dotar de agua de consumo humano a 62 comunidades nativas de las cuencas de los ríos Pastaza, Marañón, Tigre y Corrientes, en Loreto, declaradas en emergencia sanitaria.

A puertas de culminar el proyecto piloto de instalación de módulos potabilizadores temporales de agua en 3 comunidades de la provincia de Datem del Marañón, especialistas supervisados por el PNSR acuden desde ayer a otras 62 comunidades nativas para identificar las fuentes apropiadas de captación y la ubicación de las plantas provisionales de tratamiento de agua.

Guiados por líderes nativos, once equipos de expertos visitan de manera simultánea y escalonada a cada una de las 62 comunidades de la región Loreto que, por efectos de la contaminación de sus ríos, están en peligro de adquirir enfermedades por ingerir agua no apropiadas, informó el director ejecutivo del PNSR, Víctor Sevilla Gildemeister.

Módulos temporalesEl objetivo es instalar los módulos temporales de , como se realizan en Nuevo Andoas, Nuevo Porvenir y Los Jardines, de la provincia de Datem del Marañón, en donde se desarrolla el proyecto piloto, y que se inaugurará este fin de mes para beneficiar a más de 2,000 pobladores.

A través del Decreto Supremo Nº 006-2014-SA se declaró la emergencia sanitaria en 65 localidades de estas cuatro cuencas loretanas y se decidió tomar acciones inmediatas para la instalación, operación y mantenimiento de módulos de tratamiento de agua para el consumo humano en forma provisional.

El Director Ejecutivo del PNSR explicó que, posteriormente, las 65 comunidades declaradas en emergencia sanitaria, recibirán una solución de tratamiento de agua potable de forma definitiva, en un plazo de dos años, para mejorar las condiciones sanitarias y la calidad de vida de 20,000 habitantes de las cuencas Pastaza, Marañón, Tigre y Corrientes.