RAÚL CASTRO PEREYRArcastrop@diariogestion.com.pe

Un informe elaborado por la firma de Auditoría Paredes, Cano y Asociados revela que antes del campeonato fútbol profesional del 2012, 13 de los 16 equipos no contaban con balances auditados, y cinco ni siquiera tenían estados financieros.

En el documento se señala que , salvo excepciones, incumplían con entregar boletas de remuneraciones, no retenían ni aportaban a Essalud, AFP o a la ONP, pero, sobre todo, no pagaban impuestos.

"El clima laboral era inadecuado (…) se incumplían pagos, había embargos, medidas cautelares, déficit presupuestal. Una situación realmente alarmante", precisa el estudio.

Año de cambios Justamente el 2012, cinco clubes son intervenidos debido a su creciente deuda, entre ellos y . Por eso, ese año la ADFP planteó la creación del Órgano de Control Económico y Financiero (OCEF), a fin de que se hiciera cargo de la tarea de hacer el seguimiento a las finanzas de los equipos.

Precisamente, el documento, al que tuvo acceso Gestión, fue elaborado para el OCEF. En él se llegan a diversas conclusiones, como que hace dos años solo dos clubes: y la Universidad San Martín, presentaron sus estados financieros durante los doce meses del 2012. En la otra orilla, equipos como Sport Boys o Cobresol, ahora ambos descendidos, casi siempre incumplían la obligación.

Más ingresosEl informe también revela que pese a la evidente crisis del fútbol peruano, los clubes obtuvieron más ingresos entre el 2012 y 2013. Es así que crecieron en 40% los ingresos y en 34% los egresos.

En total, los clubes estimaban obtener, según proyectaba la OCEF con datos a junio del 2013, S/. 191 millones el año pasado. El 38.9% se estima que se destinó a remuneraciones. Mientras que el 37% para gastos logísticos y de infraestructura, según revela el informe.

¿Y cuál fue el club que iba a tener más ingresos el 2013? Hasta junio del 2013, fecha en que cerró el primer informe, se estimaba que Cristal, con S/. 19 millones.