La peruana avanza y también los ingresos. De esta manera, el alcanzaría al 2021 un estimado de US$ 15,386.

Bajo este nivel, el Consejo Directivo del Centro Nacional de Planeamiento Estratégico () basó sus proyecciones económicas en el documento "El Perú en los indicadores mundiales".

Doscientos años de vida republicana no han pasado en vano, dijo , presidente del Consejo Directivo del Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan).

Y, por ello, la institución considera que la medición del desarrollo económico debe enfocarse en temas desde el Estado y Gobernabilidad, Educación o Demografía, hasta Negocios e Infraestructura global y de telecomunicaciones.

¿Qué le espera a la economía peruana al 2021 y cómo ha evolucionado? Anderson relató que sus mediciones están basadas en 104 indicadores, dentro de los cuales el 53.9% tiene relación directa con el PBI per cápita, y el 28.9% tiene relación inversa con dicho indicador.

Asimismo, el 16.4% no muestra una relación clara, mientras que el 17.3% tiene una fuerte asociación con el PBI per cápita. Uno de los indicadores que presenta una fuerte relación con el PBI per cápita es el Índice de Calidad Regulatoria, ya que se ubica sobre el promedio mundial.

Este indicador refleja la percepción de la población sobre la capacidad del Gobierno para formular políticas que permitan el desarrollo del sector privado. Anderson dijo que este resultado muestra que a un mayor nivel de ingreso per cápita, se espera un mayor nivel de calidad regulatoria.

Sin embargo, el Índice sobre la credibilidad en los políticos no corre la misma suerte, pues se encuentra por debajo del promedio mundial, al igual que el Índice de Educación Superior y gasto público en educación.

Por su parte, el Índice de Desarrollo Humano, pese a estar por encima de la media, no alcanza la categoría de alto desarrollo humano, debido a que el Perú todavía no ha tenido un notable avance en cubrir dimensiones básicas como vida larga y saludable, educación y calidad de vida digna.

Por otro lado, Anderson resaltó que en el 2012 el Índice de Pobreza Multidimensional se encontró por encima del promedio mundial, al igual que el Índice de Competitividad Global, y el gasto en salud per cápita ha tenido una tendencia creciente.

Por último, Anderson sentenció que los indicadores que todavía deben batallar su desarrollo son: Acceso a créditos bancarios, Índice de desempeño ambiental, y calidad de la infraestructura.