La debería terminar el año dentro del . Según estimados de Inteligo SAB, el alza de precios se ubicaría entre el 2.5 y el 3.2% para finales del año.

La casa de bolsa destacó que los últimos dos meses se ha visto un alza de la inflación por encima del objetivo que maneja el ente emisor, debido a mayores precios en alimentos, electricidad y combustibles.

Su estimado es que la subida de precios se modere en los próximos meses, debido a que el se debilitaría y, con ello, la demanda se enfriaría. Esto tendría el efecto de frenar el crecimiento de los costos para el consumidor.

Además, otro efecto importante es que el alza del tiene un 'contagio' sobre la inflación. Esto se llama pass-through cambiario, y tiene relevancia en los precios de los productos importados.

Política monetariaInteligo anticipó que el seguiría controlando la política monetaria a través de las , pues no habría necesidad de alterar la . La casa de bolsa opinó que el margen de maniobra es amplio para mover dichas tasas.

Finalmente, reconoció la posibilidad de que haya algún movimiento en la tasa clave de interés, pero se daría solo en caso haya un escenario de alto estrés, como podría ser una desaceleración de la actividad económica por debajo del 5%.