Módulos Temas Día

La industria de los restaurantes seguirá sufriendo en Estados Unidos

Los clientes están notando que comer afuera está más caro. Los restaurantes están subiendo los precios de los menús para mantenerse a la par de alzas en el salario mínimo y otros costos.

Sin contar la recesión del 2008, la última vez que la diferencia entre el costo de comer en casa y hacerlo afuera fue tanta como ahora fue en 1981. (Foto: AFP)

Bloomberg.- En el segundo trimestre, las ventas de los restaurantes estadounidenses crecieron al ritmo más lento desde diciembre del 2009. Esta semana, cuando los restaurantes comiencen a informar los resultados para el tercer trimestre, los inversores deberían esperar que persistan los problemas.

En primer lugar, los clientes están notando que comer afuera está más caro. Los restaurantes están subiendo los precios de los menús para mantenerse a la par de alzas en el salario mínimo y otros costos.

Sin contar la recesión del 2008, la última vez que la diferencia entre el costo de comer en casa y hacerlo afuera fue tanta como ahora fue en 1981.

Las multitudes que van a almorzar, que representan un tercio de los visitantes de los restaurantes, se están achicando en tanto más gente trabaja desde sus casas y otros aprovechan los precios bajos de los supermercados para hacerse viandas.

Muchos millennials que figuraban entre los principales frecuentadores de restaurantes están ajustando el cinturón, según NPD Group, una empresa de investigación de la industria.

Se proyecta que una nueva camada de servicios de entrega de comida, como Blue Apron y Hello Fresh, acumule más de US$ 10,000 millones en ventas anuales para el 2020 y ayude a volver a poner de moda cocinar en casa.

A pesar del declive de las ventas, las cadenas de restaurantes están creciendo más rápido que la población de Estados Unidos, lo que genera un exceso de oferta.

Eso se está comiendo los márgenes de ganancias.

También está provocando la quiebra de muchos restaurantes; esto alimentó el mayor número de bancarrotas de restaurantes de capital abierto y de los principales de capital cerrado desde el 2011, según New Generation Research.

A cadenas de mayor tamaño como McDonald's y Domino's les irá mejor en lo que algunos describen como una recesión de restaurantes, en parte gracias a su escala y sus modelos con muchas franquicias.

Pero a medida que sigan cayendo las ventas de la industria y se intensifique la competencia, incluso ellas tendrán que luchar para crecer.

Leer comentarios ( )