Industria del aceite de palma no sabe qué esperar de La Niña

Las lluvias más fuertes de lo normal que este fenómeno suele llevar a Malasia e Indonesia, donde se produce el 85% del aceite de palma del mundo, algunas de las principales empresas de la industria informaban sus ganancias.

Industria del aceite de palma no sabe qué esperar de La Niña

Bloomberg.- La industria del aceite de palma se encuentra dividida respecto a cuánto preocuparse por La Niña.

Las lluvias más fuertes de lo normal que este fenómeno suele llevar a Malasia e Indonesia, donde se produce el 85% del aceite de palma del mundo, fueron un tema común esta semana, mientras algunas de las principales empresas de la industria informaban sus ganancias.

Algunas recibieron con agrado la probabilidad de que las lluvias ayuden a los árboles a recuperarse de una vez de El Niño de 2015-2016, mientras que otras afirman que podrían resultar excesivas e inundar las plantaciones.

Una Niña débil se formó en octubre y podría extenderse hasta marzo, según los pronosticadores de Estados Unidos. Además del clima húmedo en zonas de Asia, el fenómeno puede causar sequías en las áreas sojeras de Brasil, lo cual podría afectar los precios del sustituto más cercano del aceite de palma, el de soja.

Tras caer en el primer semestre de 2017, los futuros de aceite de palma se recuperaron ante un crecimiento decepcionante de la producción. Al acercarse el fin de 2017, la industria especula con lo que podría hacer La Niña.

Preocupados

Si se inundan las plantaciones de palmas, se puede perder aproximadamente 10% o 15% de la cosecha por mes, en tanto el fenómeno interrumpe la recolección y el transporte de los racimos de fruta a los molinos, según M. R. Chandran, director de IJM Plantations Bhd. Aunque se pueda recuperar más de la mitad de ese porcentaje a partir del mes siguiente, la calidad podría quedar afectada, en tanto moler fruta demasiado madura produce aceite de palma con niveles más elevados de ácidos grasos libres.

Los futuros alcanzaron el valor más alto en casi tres años en febrero de 2011, cuando La Niña marchitó cosechas de soja en Sudamérica e inundó plantaciones en Malasia, lo cual redujo la producción al valor más bajo en cuatro años en enero de 2011. El aceite de palma para entrega en febrero cerró con una baja del 0.9%a 2,714 ringgit (US$ 652) por tonelada este viernes.

Despreocupados

Wilmar International Ltd., la refinería de palma más grande del mundo, afirma que en este momento La Niña no genera una inquietud particular. Olam International, uno de los operadores de alimentos más grandes del mundo, no prevé ningún gran impacto en tanto los indicadores meteorológicos señalan que La Niña será leve, o en el mejor de los casos moderada. Sin embargo, el máximo ejecutivo de Olam, Sunny Verghese, advirtió el miércoles que, si eso cambia, "naturalmente cambiaremos de opinión respecto de las posibles consecuencias".

Si la lluvia causa problemas, probablemente serán mínimos, dijo el jueves el máximo ejecutivo de Sime Darby Plantation Bhd., Franki Anthony Dass. Las inundaciones podrían afectar solamente algunas áreas donde la empresa tiene plantaciones y los trabajadores podrían trabajar más horas o los domingos para contrarrestar sus efectos, dijo.

Sime Darby Plantation, el productor más grande del mundo por superficie plantada, predice que la producción de racimos de fruta fresca aumentará entre 6% y 7%.

"La Niña es buena para nosotros", dijo Dass. "Habrá breves inundaciones por aquí y por allá; interrumpe la cosecha, pero no interrumpirá la producción del cultivo como El Niño".

Leer comentarios ( )

Fotogalerías