El monto de importación de para el 2016 será similar al del año 2015 al sumar aproximadamente US$ 11,900 millones, pronosticó el banco Scotiabank.

Esta proyección se explicaría por un mayor monto de inversión en proyectos de infraestructura concesionados, bajo la modalidad de Asociaciones Público-Privadas (APP), en los últimos tres años, señaló el analista de Estudios Económicos del Scotiabank, Carlos Asmat.

Entre los proyectos más importantes que incrementarían su monto de inversiones el próximo año tenemos: la Línea 2 del Tren Eléctrico de Lima –se espera que las tuneladoras lleguen durante el primer semestre del 2016-, el Gasoducto Sur Peruano (GSP) y el Nodo Energético del Sur (Centrales Térmicas de Ilo y Mollendo).

Además, la tercera etapa del Proyecto de Irrigación Chavimochic, el Aeropuerto internacional de Chinchero (Cusco) –que ya cuenta con una firma supervisora de obras-, el Puerto General San Martín (Pisco), entre otros.

Los proyectos concesionados vía APP demandarán una inversión poco más de US$ 20,000 millones en los próximos cinco años, monto equivalente a alrededor del 9% del Producto Bruto Interno (PBI).

En detalle, para el 2016 proyectamos que la inversión vía APP alcance los US$ 4,200 millones, la mayor parte de la cual se concentrará en el segundo semestre del año, dependiendo de la obtención de los respectivos permisos y licencias.

A ello se sumaría la inversión en el desarrollo de proyectos mineros tales como: la Ampliación de Toquepala (Tacna) de Southern Perú Copper, así como la continuidad de proyectos como la ampliación de Cerro Verde (Arequipa) y Las Bambas (Apurímac).

Balance 2015Las importaciones de bienes de capital durante el periodo enero-octubre del 2015 ascendieron a US$ 9,939 millones, menores en 9% respecto a igual periodo del 2014, según cifras del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP).

[Etiqueta]

Este comportamiento estuvo explicado principalmente por un menor volumen importado (-8.7%) pues los precios en dólares se mantuvieron prácticamente estables (-0.3%).

A nivel desagregado resaltó la menor compra de bienes para la industria, de equipos de transporte, y la importación de materiales de construcción, lo que contrastó con la mayor importación de bienes de capital para la agricultura.

La importación de bienes de capital para la industria ascendió a US$ 6,493 millones entre enero y octubre del 2015, cerca de 12% menos que en igual periodo del 2014.

Esta caída estuvo explicada por la menor demanda de maquinaria para movimiento de tierras cargadores frontales, excavadoras, retroexcavadoras, tractores oruga, motoniveladoras, etc. por parte de empresas de los sectores minería y construcción.

En contraste se registró una mayor demanda por la importación de equipos de telecomunicaciones –teléfonos móviles-.

La importación de equipos de transporte en los primeros diez meses del 2015 alcanzó US$ 2,136 millones, 5.6% menos respecto al mismo periodo del 2014.

Este comportamiento estuvo explicado por una disminución en las importaciones de camiones de gran tonelaje y tractocamiones –en línea con una menor demanda por parte de empresas mineras y de transporte de carga-, sumado a una menor importación de camiones fuera de carretera –demandadas principalmente por firmas mineras.

La importación de materiales de construcción sumó US$ 1,181 millones entre enero y octubre del 2015, 1.4% menos respecto al mismo periodo del 2014.

En detalle, un menor volumen importado de productos como barras de acero, estructuras metálicas y Clinker, debido a una menor demanda producto de la desaceleración del sector construcción, redujo el monto importado de este tipo de productos.

En contraste, se incrementó el volumen importado de tuberías para el desarrollo del proyecto Gasoducto Sur Peruano (GSP), excluyendo esta partida de importación, la caída hubiese estado cercana al 14%.

La importación de bienes de capital para la agricultura llegó a los US$ 129 millones en los primeros diez meses del año, 13.5% más respecto al mismo periodo del año previo.

Una mayor importación de tractores para el desarrollo del GSP, sumado al mayor volumen importado de maquinaria destinada a la producción agropecuaria incidió en el resultado en este segmento.

Al cierre del 2015 las importaciones de bienes de capital habrían sumado US$ 11,900 millones, 8% menores respecto al 2014, siendo el segundo año consecutivo de caída.

Este estimado se sustenta en el comportamiento de la inversión, la cual habría registrado una caída de 4.5% en el 2015.

En detalle, una caída cercana al 14% en la inversión minera en un contexto de reducción de inversiones vinculado a menores precios de los metales, sumado al descenso en la confianza empresarial la cual incide en las decisiones de inversión en diversos sectores, explicarían el comportamiento del componente privado de la inversión.

A ello se sumaría la caída de la inversión pública, debido a los problemas de ejecución en los gobiernos regionales y locales como consecuencia de una lenta curva de aprendizaje de las nuevas autoridades, a lo que se sumó diversos problemas de índole judicial en algunos gobiernos subnacionales, lo que ha originado un lento avance en la ejecución de proyectos.