será en el futuro la principal en el mundo, pues tenemos el 30% del agua del planeta, lo que representa una situación privilegiada, además de tener tierras agrícolas disponibles, señaló hoy el Instituto de Estudios Peruanos (IEP).

Indicó que América Latina es una de las dos únicas regiones con tierras agrícolas disponibles, aunque su completa utilización requeriría inversiones en infraestructura y desarrollo tecnológico que permitan su utilización sustentable.

El Centro de Estudios Económicos del Colegio de México, Sidesa de Costa Rica, el Instituto de Estudios Peruanos (IEP), Rimisp de Chile y el Grupo Ceo/Forges de Argentina convocaron a un grupo de expertos para analizar los posibles escenarios y hacer propuestas y sugerencias sobre cómo enfrentar los desafíos para que la agricultura contribuya al desarrollo.

El futuroEl estudio indica que, en el nuevo contexto internacional, los tienen una creciente importancia económica y que las estrategias de desarrollo para la agricultura cobran más protagonismo, por lo que debe establecerse un adecuado equilibrio entre las distintas contribuciones que puede hacer al desarrollo.

También considera necesario introducir cambios importantes en los procesos políticos que lleven a la definición de las estrategias y políticas públicas para el sector, ampliando el conjunto de actores que tienen voz y voto en las decisiones, y transparentando el proceso de formación de la política pública agrícola.

Sin un cambio político, un mayor gasto público no asegura una solución de fondo a los problemas persistentes, ni una creación de las nuevas capacidades que son necesarias para enfrentar los desafíos del futuro, puntualiza el documento.

EL DATOEl panel que elaboró el documento "Agricultura y Desarrollo en América Latina: Gobernanza y Políticas Públicas", que se conocerá en la primera presentación de resultados el próximo martes 25 de junio, en Lima.