El proyecto minero Conga, ubicado en Cajamarca, podría iniciar operaciones en el 2014 siempre que logren resolverse algunas demandas de las comunidades colindantes, pero existe una disposición unánime de la zona de influencia para que el proyecto progrese, indicó el jefe de la Oficina de Diálogo y Sostenibilidad (ONDS), Vladimiro Huaroc.

En declaraciones a la Agencia Andina, destacó una reunión con los líderes de las 32 comunidades que colindan con la zona de extracción minera, y todos ellos se mostraron a favor de iniciar las operaciones, voluntad que quedó registrada en un acta de compromiso.

"Hubo el respaldo unánime al proyecto, pero primero piden que los ayudemos a negociar para llegar a un acuerdo con Yanacocha. Ellos quieren trabajar", detalló el funcionario.

No obstante, Huaroc resaltó que esta voluntad debe ser apoyada por el Estado, ya que hay otra demandas de las comunidades en materia de salud, educación y electrificación. Estos aspectos, según el funcionario, generarán las condiciones para iniciar el proyecto sin inconvenientes.

"Si esto se logra en los próximos meses, el proyecto no tendría absolutamente ninguna oposición de las poblaciones. El futuro de Conga pasa por un acuerdo real y concreto, de buena fe y con prontitud, entre la empresa y los actores directos, que son los centros poblados", remarcó.

Sin SantosEl jefe de la ONDS también descartó que Gregorio Santos, presidente regional de Cajamarca y principal opositor al proyecto, tenga alguna influencia en el desarrollo de la mina.

"Pensar que él (Santos) es quien decide el destino de Conga, a estas alturas, ya no tiene ninguna trascendencia ni importancia. La gente está absolutamente de acuerdo con que esto arranque de una vez, pero previamente hay que resolver los temas pendientes", advirtió.

En este contexto, Huaroc es optimista respecto del 2014 y estima que se resolverán los temas pendientes, dando paso a las condiciones para el inicio de operaciones de Yanacocha, con el respectivo respaldo de la población involucrada.