La gerente general de la SHP, , refirió que mientras la semana pasada, al iniciar la COP 20, el nivel de ocupabilidad de los hoteles de la capital alcanzaba el 90%, para estos días las reservaciones llegan al 100%.

"Para esta semana ya no hay habitaciones disponibles en todo Lima. Incluso una embajada tuvo problemas pues solicitó seis habitaciones adicionales pero ya no pudieron ser reservadas", señaló Monsalve.

En ese sentido, coincidió con las proyecciones realizadas por el gobierno de que la COP 20 llegaría atraer a 12 mil visitantes y generar ingresos por US$ 120 millones.

Agregó que además de ejecutivos y altos funcionarios de Estado, también se aprecia la llegada de un amplio grupo de ambientalistas cerca de 2 mil personas provenientes sobre todo de los países vecinos de la región.

Por su parte la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) se mostró un poco más cauta sobre la proyección de llegada de visitantes con motivo de la COP 20.

El presidente de Canatur, Jorge Jochamowitz, señaló que hasta inicios de la semana se reportaba la llegada de 7 mil personas.

"Con ello, hasta el cierre del evento podrían arribar 9 mil visitantes, pero la cifra podría subir, pues algunos miembros de las delegaciones no confirman su participación hasta el último momento", apuntó.

Generación de ingresosCanatur proyectó que la llegada de visitantes por la COP 20 podría dejar US$ 90 millones en ingresos al país. Cabe recordar que el costo para el Estado peruano para organizar el evento fue de US$ 90 millones.

"Con ello quedaríamos igualados, no habría pérdidas para el país. Al contrario, gracias a la buena organización se mejora nuestra imagen de cara a nuevos eventos", indicó.

Jochamowitz destacó que la Cumbre de Lima será una de las COP con mayor flujo de turistas. "Estamos igualando la llegada de visitantes en comparación a la anterior COP realizada en Varsovia", anotó.

"Eventos no requieren de feriados"La gerente de la Sociedad de Hoteles del Perú (SHP), Tibisay Monsalve, refirió que la buena organización que está teniendo la COP 20 demuestra que el gobierno no necesita declarar días feriados en las fechas claves de la Cumbre.

"Ello debe tenerse en cuenta en los próximos eventos internacionales que se tienen previstos", anotó.

Asimismo, destacó la generación de ingresos para el país en toda la cadena de turismo, desde hoteles, restaurantes, taxis, ventas de artesanías y de textiles.