Paris (AP).- El presidente francés dijo a los capitanes de la empresa que prometan contratar más gente e invertir más si quieren beneficiarse de las prometidas rebajas fiscales en las nóminas.

Las empresas de pagan los mayores impuestos de personal en Europa. Una prometida reducción de 30,000 millones de euros (41,000 millones de dólares) en impuestos a las nóminas es el foco de un nuevo plan de Hollande para impedir que la economía vuelva a caer en una recesión y para disminuir el desempleo, casi en el 11%.

Hollande indicó a los empresarios que, a cambio, las empresas deben prometer contratar un número fijo de empleados. Agregó que depende de los sindicatos y la patronal a la hora de fijar el número, aunque el resultado de sus negociaciones "debe ser claro, específico y medible, y por lo tanto verificable",recalcó.

"Las empresas deben comprometerse a invertir más en Francia y volver a traer empleo de países con mano de obra más barata", agregó.

Patronos y sindicatos negociarán en el segundo trimestre para que el gobierno pueda cumplir lo prometido. El mandatario consideró un "pacto de responsabilidad", a fin de transformarlo en ley para mediados de año.

Hollande anunció la medida de una rebaja fiscal para aliviar la carga de impuestos que soportan las empresas y los trabajadores independientes por 30,000 millones de euros en el 2017.

Fue criticado de inmediato por su Partido Socialista por ser demasiado generoso con las grandes empresas. Hollande prometió además reducir en 50,000 millones de euros (68,000 millones de dólares) el gasto público en el plazo 2015-2017.