A partir del 6 de mayo, la tasa de interés para créditos hipotecarios de los bancos en Colombia será del 7%. Hace tres semanas, según el ministro de Hacienda y Crédito Hipotecario, Mauricio Cárdenas, esa tasa estaba entre 12% y 13%.

"Tomamos una decisión que fue producto de un consenso con los bancos", aseguró.Suena simple, pero Colombia decidió que la mitad de la reducción será subsidiada por el gobierno, de manera que más personas que adquieran una "vivienda media" (menor a US$ 100,000) puedan acceder a este tipo de financiamiento.

"Para un deudor, esto representa una deducción del 30% en su cuota mensual del crédito hipotecario", dijo el ministro a Gestion.pe.

En su participación durante el Foro Económico Mundial sobre Latinoamérica, Cárdenas dio detalles sobre los indicadores que les llevaron a "corregir" esta tasa de interés: la inflación estaba en 2% y la tasa de referencia del Banco Central en 3.5%.

"Las hipotecas estaban en 13%. Dijimos, 'esto no puede ser'. Nos sentamos con los bancos y llegamos a un acuerdo", agregó.

Mercado de capitalesUna recomendación de Cárdenas para dinamizar más este sector y lograr que el crédito para vivienda sea más accesible es "llevar las hipotecas al mercado de capitales" o, en sus palabras, "que puedan financiarse con el ahorro de las pensiones".

Colombia también cuenta con un Sistema Privado de Pensiones. Según el , tiene unos 7 millones de cotizantes, y más de 10 millones de afiliados, de acuerdo a la Asociación de AFP de Colombia ().

Uno de los problemas — — es que sus AFP invertían poco en infraestructura, ya que prefieren papeles AAA, detalló.

Para ello, han creado la Financiera de Desarrollo Nacional. Es un banco de desarrollo, pero que no hará inversiones ni dará crédito, sino que "corregirá las fallas del mercado". "Donde veamos que el mercado puede participar, pero que hace falta algún tipo de apoyo, ahí entra este banco", explicó Cárdenas.

Dio un ejemplo durante su presentación en el panel "Nuevos mecanismos de financiamiento". Para impulsar la participación del sector privado en infraestructura, el Gobierno aporta un 20% de su inversión, pero no a la construcción de la obra, sino "sobre la base de los servicios prestados".

Así, no gastan en concreto y ladrillos, sino en el impacto que tendrá la obra en la ciudadanía una vez terminada.

Sector empresarialOtro punto de preocupación para la cartera de Hacienda colombiana es la diversificación de las inversiones del sector privado, particularmente por la apreciación de la moneda local. Para ello, Cárdenas dijo que están aprovechando medidas macroprudenciales para beneficiar al tipo de cambio.

"Estamos impulsando que nuestros fondos de pensiones hagan más inversiones en activos denominados en monedas exteriores [no solo dólares], para que tengan un portafolio más diversificado", apuntó.

El sector financiero privado también sigue el mismo camino. "Por eso ustedes ven a los bancos colombianos comprando bancos en Centroamérica, o nuestras empresas de alimentos comprando fábricas en otros países", anotó el ministro. "Lo que hoy vemos como una apreciación, mañana puede ser una depreciación", advirtió.