Para el economista de Instituto Libertad y Democracia (IDL), , es difícil saber si el resultado de las determinará un giro en la política económica, cualquiera sea el ganador.

"No sabemos realmente lo que hay en la mente de ambos candidatos ahora que se conoce que no se resolverá en el corto plazo", afirmó en RPP Noticias.

Según el analista, incluso el actual presidente demócrata podría cambiar sus políticas si considera que no están funcionando ante la gravedad de la desaceleración global, que solo podrá resolverse a largo plazo.

"Es una crisis interesante porque las grandes empresas, los bancos y los gobiernos han dicho que no saben realmente qué están pasando. Y también dicen que no quieren saber, porque si las quiebras son muy grandes es mejor solo tener fe", agregó.

El economista explicó que ninguno de los aspirantes a la Casa Blanca ha entrado al 'tema prohibido': quién está quebrado. "En base a eso se podría reconstruir la economía en uno o dos años, pero se verían afectados muchos intereses", añadió.