Reuters.- anunció que la Comisión Federal de Comercio de EE.UU. (FTC) ha abierto una investigación sobre sus operaciones, noticia que envió brevemente ayer a las acciones de la compañía a un desplome de más de 16%.

El multimillonario inversor William Ackman pidió durante meses a los reguladores de investigar el modelo de distribución de Herbalife, que él llama un "esquema piramidal", donde una empresa consigue la mayor parte de sus ingresos mediante la contratación de nuevos distribuidores en lugar de obtenerlos mediante la venta de productos.

Herbalife dijo que "va a cooperar plenamente con la Comisión Federal de Comercio".

"Herbalife da la bienvenida a la investigación, dada la enorme cantidad de información errónea en el mercado", dijo la compañía en un comunicado. "Estamos seguros de que Herbalife cumple con todas las leyes y reglamentos aplicables", agregó.

El precio de las acciones de Herbalife cayó ayer 16.4% tras conocerse las noticias de la investigación de la FTC, pero más tarde se recuperó para cerrar en US$ 60.57, con una caída de 7.4% en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Herbalife, con sede en Los Angeles, criticó esta semana a Ackman por llevar a cabo "un ataque público infundado, incesante y fraudulento contra el modelo de negocio de Herbalife".

La FTC tiene un amplio alcance para investigar a las empresas que engañan. Pero no lleva a cabo un proceso penal y por lo general se limita a recuperar el dinero perdido por los consumidores afectados.

La FTC emitió una declaración reconociendo una investigación sobre Herbalife, pero se negó a realizar mayores comentarios. Ni Ackman ni un representante de su fondo de inversión respondieron a las solicitudes de comentarios.

Hace menos de dos meses, el senador Edward Markey, un demócrata de Massachusetts, pidió tanto a la Comisión Federal de Comercio y la Comisión de Bolsa y Valores investigar a Herbalife después de electores se quejaron de la pérdida de miles de dólares en la empresa.

Videos en línea muestran a los mejores distribuidores de Herbalife montando caballos y motos de nieve, haciendo alarde de sus lujosos estilos de vida y todo gracias a la venta de productos de la compañía. Pero Ackman y otros críticos de Herbalife dicen que esas son solo promesas vacías.