La partida de canon ha caído en 25% a nivel nacional, lo que equivale a casi 1.200 millones menos con respecto al 2012. El titular del , , sustentó que la situación obedece principalmente a cuatro fuentes de volatilidad. "El canon depende de factores que uno no controla tales como los precios internacionales", subrayó.

En esa misma línea, enumeró que la caída de los precios, el incremento de los costos operativos de las minas, la apreciación del tipo de cambio y la reducción en niveles de producción han motivado el recorte de canon.

Ante las críticas de que el nuevo esquema tributario instaurado por el actual gobierno provocó la disminución del , Castilla respondió que el gravamen "afecta la base imponible hasta un 10% y en esos casos se ha compensado con recursos ordinarios a inicios del año fiscal".

"El Presidente nos ha encargado que proyectos en ejecución física no se interrumpan por esto", dijo en entrevista a La Hora N. "Hay más de 4 mil millones de saldos acumulados en los bancos que tienen los gobiernos regionales y locales que les pueden dar uso y actuar como una especie de auto seguro".

El ministro también anotó que el jefe de Estado, Ollanta Humala, "nos ha encargado pensar una solución integral de fondos de estabilización propios", a través de los cuales los gobiernos regionales puedan "ahorrar excedentes" para afrontar una eventual caída en términos de canon.

"Si aumenta la producción como se estima, pues se espera que la producción de cobre se duplique en cinco años, todo esto por efecto de mayor volumen de producción va a incidir en mayor canon, entonces es hora de ver cómo usar mejor los recursos (…) y fondos de estabilización es una idea que estamos trabajando", puntualizó.