Atenas (Reuters).- Los griegos están y abasteciéndose de alimentos antes de las elecciones clave del domingo, que muchos temen que originarán la salida del país del euro.

Banqueros dijeron que hasta 800 millones de euros (1,000 millones de dólares) han sido retirados diariamente de los bancos más importantes, mientras que comerciantes aseguraron que parte del dinero está siendo utilizado para comprar productos enlatados y pasta.

Los temores de volver al dracma fueron alimentados por rumores de que un líder de izquierda radical podría ganar las elecciones.

Los últimos sondeos de opinión mostraron que el conservador partido Nueva Democracia, que respalda el rescate por 130,000 millones de euros (160,000 millones de dólares), que mantiene a flote a Grecia, compite codo a codo con el , que quiere cancelar la operación de ayuda.

Al acercarse las elecciones, la publicación de encuestas está prohibida por ley, pero funcionarios de los partidos han estado filtrando contradictorias "encuestas secretas". El martes, circulaba el rumor de que el SYRIZA estaba liderando los sondeos por un amplio margen.

"Esto es un disparate", dijo un encuestador griego de buena reputación bajo condición de anonimato. "Nuestras encuestas muestran que el panorama no ha cambiado mucho desde los últimos sondeos publicados", agregó.

El encuestador dijo que había una cierta consolidación respecto a anteriores sondeos, con los votantes pasando a Nueva Democracia y SYRIZA desde los partidos más pequeños. Sin embargo, el bloque de votantes indecisos se mantuvo inusualmente grande pese a lo cercano de los comicios y el resultado es imposible de predecir.

Ambos partidos dicen que quieren que Grecia permanezca en la moneda única, pero SYRIZA se ha comprometido a desechar el acuerdo de rescate firmado en marzo, que ha impuesto algunas de las medidas de austeridad más duras vistas en Europa en las últimas décadas.

La Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) han advertido que Grecia, que tiene dinero en efectivo sólo para unas pocas semanas, debe atenerse a las condiciones del acuerdo de rescate por el riesgo que significa que los fondos sean cortados.