Atenas (AP).- Los sindicatos griegos iniciaron una huelga general luego del , una medida que generó división en la coalición gobernante.

Las protestas convocadas por los dos sindicatos más grandes del país interrumpieron el servicio de transporte público y dejaron a los hospitales trabajando con un mínimo de personal, mientras que la aeronáutica civil estaría inactiva entre las 1200 y las 1400 GMT.

El primer ministro conservador ha insistido en que la cadena Radiotelevisión Helénica (ERT, por siglas en griego) seguirá cerrada, y que las plazas laborales de sus 2.600 trabajadores estarán suprimidas antes de que se lance una nueva cadena pública a finales del verano boreal. Pero sus socios centroizquierdistas en la coalición de gobierno han enviado una iniciativa de ley al parlamento para cancelar el cierre de ERT.

La cadena European Broadcasting Union, asentada en Ginebra y la cual representa a los canales de TV pública de Europa, comenzó a transmitir por internet la señal generada por el personal despedido de ERT que ocupan las instalaciones por tercer día.