Módulos Temas Día

Grecia demora cumplimiento de metas de rescate por parálisis política

El Gobierno interino no publicaría decretos sobre el asunto, según un alto funcionario. Indicó, además, que todos los procedimientos estaban suspendidos.

El primer ministro interino de Grecia, Panagiotis Pikrammenos, se enfrenta a una dura misión. (Reuters)

Atenas (Reuters).- La prolongada incertidumbre electoral ha dejado a Grecia en un profundo congelamiento, lo que significa que la persona que emerja finalmente como nuevo líder recibirá un país ya atrasado en sus promesas a los prestamistas.

La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) demandaron recortes y reformas exhaustivas como parte de un paquete de rescate de 130,000 millones de euros acordado en marzo.

Pero Grecia no ha tenido un Gobierno electo desde los comicios con resultados no concluyentes del 6 de mayo y la parálisis continuará al menos por otro mes, aún cuando los fondos se agoten en el Tesoro.

El juez veterano Panagiotis Pikrammenos juró el miércoles como primer ministro interino, pero no tendrá autoridad para tomar ninguna decisión política más que conducir al país hacia una nueva votación el 17 de junio. "Lo único que estamos haciendo es esperar", dijo un funcionario del Gobierno que declinó ser identificado.

Otro funcionario griego cercano a las negociaciones del rescate dijo que los ministros del Gabinete saliente no han sido autorizados a negociar con los prestamistas griegos desde la elección del 6 de mayo.

Un alto funcionario de un partido dijo que el Gobierno interino no publicará decretos y que todos los procedimientos estaban suspendidos.

Los izquierdistas favoritos para ganar la próxima elección han alarmado a Europa al amenazar con romper directamente con el rescate. Pero aún si el siguiente Gobierno griego quiere mantener el acuerdo, tendrá mucho que hacer desde el primer día.

Un programa de privatización ya recortado en muchas oportunidades ha sido reducido, un plan de recorte del gasto de millones de euros está lejos de estar listo, la recolección de impuestos sigue siendo débil y un plan de recapitalización bancaria está en el limbo.

Una consecuencia ya se volvió clara el miércoles: fuentes del Banco Central Europeo dijeron que habían retenido liquidez para algunos bancos griegos debido a que el plan de recapitalización aún no había sido implementado exitosamente.

Aún antes de la elección del 6 de mayo, muchas reformas fueron puestas en segundo plano para evitar el malestar de los votantes, dijeron funcionarios involucrados en las conversaciones por el rescate.

Estas incluyen un plan para reducir el gasto en más de 11,500 millones de euros en el 2013-2014, que los griegos deben acordar hacia fines de junio para cumplir con un objetivo clave del rescate.

Las privatizaciones necesarias para recaudar dinero están suspendidas. El consejo directivo del fondo de privatización de Grecia decidió el martes que no tomará ninguna decisión sobre venta de bienes del Estado "hasta la formación de un Gobierno".

Atenas ya ha reducido un objetivo inicial de recaudar 50,000 millones de euros para el 2015 a 19,000 millones de euros luego de un comienzo muy lento. Aún una meta revisada de 3,000 millones de euros para el 2012 solamente es ahora difícil de alcanzar, dicen analistas.

Los prestamistas de Grecia no están conformes, como el fondo de privatización mismo notó en un comunicado: "Los observadores del consejo directivo que representan a la Unión Europea y la eurozona expresaron su preocupación por esta decisión".

Representantes del FMI y la UE han advertido que no entregarán más ayuda bajo el nuevo rescate si Atenas se desvía nuevamente del camino de la reforma.

Inspectores de la UE, el FMI y el Banco Central Europeo, conocido como la troika, no volarán a Atenas para chequear su progreso y liberar ayuda hasta que un Gobierno esté en funciones, con ministros que hayan revisado los libros y hayan tomado decisiones políticas.

Leer comentarios ( )