Atenas (Reuters).- Grecia acordó comprar unidades locales de bancos chipriotas atribulados, dijeron el viernes ambos países, lo que ayudará a proteger a los bancos griegos de las consecuencias de la crisis de la isla y permitirá a reducir su abultado sector bancario.

Al menos tres bancos griegos, incluyendo Alpha Banky Piraeus, están listos para comprar las unidades de los tres prestamistas chipriotas en Grecia y el fondo de apoyo a los bancos del país se reunía el viernes para escoger a un comprador, dijeron funcionarios a Reuters.

"Las sucursales chipriotas en serán vendidas a un banco griego", dijo a Reuters un alto funcionario del Fondo Helénico de Estabilidad Financiera, quien solicitó el anonimato. "El fondo evaluará las ofertas presentadas por bancos griegos", agregó.

Las acciones europeas frenaron sus pérdidas tras la noticia sobre el acuerdo greco-chipriota, que cumple con uno de los términos para un acuerdo de rescate financiero de la zona euro por el que el Parlamento de Chipre votó en contra esta semana debido a un impopular impuesto sobre los depósitos bancarios.

Chipre afirmó que el acuerdo incluye los "términos más favorables bajo las presentes circunstancias" para el país isleño.

el viernes, lo que dejó a los cada vez más aislados líderes del país haciendo lo posible por llegar a un acuerdo de rescate con la Unión Europea la próxima semana o enfrentar el colapso de su sistema financiero.

Los tres principales bancos de Chipre -el Banco de Chipre , el y el Banco Helénico – tienen operaciones pequeñas pero significativas en Grecia que han estado cerradas durante toda la semana en línea con un feriado bancario en la isla.

En conjunto, las sucursales chipriotas tienen un 8% de los depósitos bancarios griegos, un 10% de los préstamos y alrededor de 300 sucursales en el país.

Los ministros de finanzas de la zona euro excluyeron a las sucursales griegas de los bancos chipriotas del impuesto sobre los depósitos con la condición de que aquellas unidades fueran transferidas a bancos griegos, que a su vez están siendo recapitalizados por fondos de rescate de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional.