Reuters.- El Gobierno recortó fuertemente su estimación para la al proyectar un déficit para este año y el próximo por primera vez en poco más de una década, ante la menor demanda mundial y el retroceso de los precios de sus .

El elevó asimismo su estimación para la inflación al cierre del año a un 2.6%, desde un 2%, en medio de choques de oferta que han apuntalado los precios a nivel local.

La economía ha sentido el impacto del débil crecimiento de las economías desarrolladas y de la desaceleración de mercados emergentes con un alto consumo de minerales, como China. Sin embargo, una robusta ha ayudado a atenuar el choque externo.

En sus nuevas estimaciones macroeconómicas, el Gobierno estimó para este año un déficit comercial de 720 millones de dólares, frente al superávit de 644 millones de dólares proyectado previamente en su marco macroeconómico multianual.

Esa proyección es menos profunda que la revelada en la víspera por el de un déficit comercial de 1,028 millones de dólares para 2013.

Para el próximo año, el ministerio anticipa también un déficit comercial, de unos 485 millones de dólares, frente al superávit de 708 millones de dólares estimado anteriormente.

Perú no registra un déficit comercial desde el 2001, cuando tuvo un saldo negativo de 179 millones de dólares, de acuerdo a datos del Banco Central.

Por el lado de la demanda interna, si bien las estimaciones fueron revisadas permanecieron en niveles sólidos.

El Gobierno proyectó un crecimiento de la demanda interna del 6.5% este año, menor al del 7.4% previsto anteriormente, y de un 5.8% para el siguiente, frente al 6.4% previo.