El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, informó que en coordinación con el ministro del Interior y el Fiscal de la Nación ya tienen "los ojos prendidos" en el dirigente cajamarquino Wilfredo Saavedra porque estaría detrás del conflicto minero en el (Lambayeque) y pretendería levantar otras zonas más del país como Tacna y Chanchamayo.

"Hasta hace poco la relación de la comunidad de Cañaris (1900 comuneros) era muy buena con la (a cargo del proyecto Cañariaco). El problema es que, aprovechando esta , hay una . Eso está clarísimo", afirmó, sin antes aclarar que es un proyecto en exploración, aún sin estudio de factibilidad.

Aseguró que la mayoría de pobladores del distrito de Cañaris, ubicado en Lambayeque, son pacíficos y desean el desarrollo. Por ello, exhortó a no quitar la mirada de los dirigentes antimineros de Cajamarca.

"No podemos dejar de lado y ser ingenuos. El dirigente del frente de defensa (Wilfredo Saavedra) ha estado preso 10 años por terrorismo. Estamos coordinando con el ministro del Interior y el fiscal de la Nación para que se tengan los ojos prendidos en este tema, ya que no solamente están , sino en otras zonas del país con la misma intencionalidad, como en Tacna y Chanchamayo. Son los mismos agitadoras. Entonces, hay que decirlo con nombre propio", fustigó.

Mesa de desarrolloEl ministro Merino informó que el distrito de San Juan de Cañaris es uno de los diez más pobres del Perú. "Allí el 51% de la población está en extrema pobreza, es decir, ganan menos de 5 soles por día. Además, el 50% de mujeres son analfabetas y el 60% de la población no tiene agua", dijo.

Esa realidad dijo llevó al Gobierno a instalar una "mesa de desarrollo" con las autoridades de Lambayeque para "trabajar en la lucha contra la pobreza en la zona". Aclaró que para que este objetivo es importante que se dé la inversión, todo lo contrario a lo que desean los dirigentes antimineros: "mantener a la población en la pobreza y ellos seguir manejando un mensaje de desiformación".