Los gobiernos nacionales son relevantes para el desarrollo de las ciudades y deben preocuparse por el desarrollo de las urbanizaciones, manifestó Joan Clos, director ejecutivo de ONU-HABITAT.

"Los gobiernos centrales deben preocuparse por la urbanización de las ciudades. Su participación en el desarrollo ordenado de una ciudad es mucho más importante de lo que realmente piensan, sentenció durante su presentación en el seminario ¿Qué hace que una ciudad sea sostenible?.

En su opinión, el desarrollo de las urbanizaciones generan tanta riqueza como un banco ya que el precio de una vivienda rural que luego pasa a una zona urbana puede incrementar su valor hasta en 10 veces.

"Necesitamos un modelo de generación energética. En unos 50 años la población urbana mundial se duplicará y el consumo de energía de una persona que se traslada del campo a la ciudad crecerá 10 veces", sostuvo.

A su turno, Sami Mekki, director general del Fondo de Préstamos y Apoyo a las Comunidades Locales de Túnez, dijo que hoy en día hay un desequilibrio entra las finanzas y las necesidades de la población.

"Los gobiernos nacionales deben dar mayor poder fiscal a las ciudades (gobiernos locales). Deben darle mayor autonomía y hay que trabajar en la racionalización de los gastos", insistió.

En esa línea, Erion Veliaj, alcalde de Tirana (Albania), agregó que los activos más valioso de las ciudades son las personas antes que los caminos y carreteras.