Elías Garcíaegarcia@diariogestion.com.pe

A partir de ahora, las gasolinas de 84 y 90 octanos que se venden en el país, además del a granel (no envasado), pueden subir de precio en cualquier momento, debido a que eliminó los subsidios que, desde el 2004, daba a esos derivados.

En Nueva York, el crudo, si bien se redujo ayer en 0.91% y cerró en US$ 94.62, en general mantiene tendencia al alza, desde los US$ 88 que cotizaba a fines de julio.

Este último precio marca el ritmo de ajustes de los combustibles en el Perú.

Ayer, el decidió excluir del Fondo de Estabilización de los Combustibles a las gasolinas y gasoholes de 84 y 90 octanos, y el GLP a granel, para consumidores directos y uso vehicular.

En el Perú se consumen 555,582 galones por día de gasohol de 90 octanos, y 378,486 galones diarios de gasolina de 84 octanos, según . El uso de estas gasolinas representa el 22.27% del total de derivados que se utiliza en el país.

Existen más de 1.5 millones de vehículos que consumen esas gasolinas, estimó la . "Esto significa que esas gasolinas ya no mantendrán precios estables, y de todas maneras van a sufrir alzas", advirtió Héctor Plate, presidente de la Organización Peruana de Consumidores y Usuarios (Opecu).

Por ejemplo, las gasolinas de 95 y 97 octanos, tras ser retirados del citado fondo a inicios de año, han sufrido constantes alzas. Desde fines de julio hasta fines de agosto han sufrido cuatro alzas que acumulan un ajuste de 9%. Por otro lado, Osinergmin ajustó ayer las nuevas bandas del referido fondo, lo cual podría significar un alza de 3.8% en el precio del diesel B5 (S/. 0.50 por galón), según informó el citado organismo supervisor.