La Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) declaró en estado de emergencia, por 60 días, las zonas cafetaleras de once regiones, incluido el VRAEM, para contrarrestar la .

En el decreto supremo publicado en el diario El Peruano se señala que las regiones afectadas por esta medida son Amazonas, Ayacucho, Cajamarca, Cusco, Huánuco, Junín, Pasco, Puno, San Martín, Ucayali y Piura.

Las acciones a ejecutar serán coordinadas por el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), el Ministerio de Agricultura y Riego, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa), entre otros.

En mayo pasado, el Gobierno también declaró el estado de emergencia en estas zonas y organizó un plan para distribuir fertilizantes entre los agricultores afectados por la plaga.

Según Lorenzo Castillo, gerente general de la Junta Nacional del Café, que congrega a 170,000 familias cultivadoras en Perú, las exportaciones en el sector alcanzarán los US$650 millones a fin de año, casi US$400,000 menos de lo que se proyectaba.

En agosto pasado, cientos de cafetaleros protagonizaron violentas protestas en la zona central del país para exigir al Gobierno mayores recursos a fin de combatir la roya amarilla.

El ministro de Agricultura, Milton von Hesse, indicó que hasta agosto pasado se había destinado S/.250 millones para atender con créditos y fertilizantes los problemas generados este año por ese hongo.