"Yo no soy ministra de ocho empresas", afirmó la titular de la Producción, Gladys Triveño, ante las críticas del contra la norma que prohíbe la pesca industrial entre las millas 5 y 10 a lo largo del mar peruano y que busca favorecer a la pesca artesanal.

"Nosotros no defendemos los intereses de ocho empresas, sino los intereses de 30 millones de peruanos. Soy la ministra de la pota, de la anguila, de la lorna, del pejerrey y nos tenemos que preocupar de que el pescado llegue a mesa de todos los peruanos", expresó la funcionaria en el noticiero Abre los ojos.

"El ahora no pone al ministro ni a la viceministra. El gran cuestionamiento viene porque no nos pueden controlar", agregó Triveño tras afirmar que, según una encuesta, "el sector pesquero ocupa el segundo lugar en corrupción".

También descartó que el criticado Decreto Supremo 005-Produce beneficie a firmas extractivas de Chile, tal como lo señaló el abogado de la Sociedad Nacional de Pesquería, , quien dijo que, con la norma, el recurso migrará a aguas sureñas y se beneficiará a 1,000 embarcaciones medianas que destinarán lo capturado a las fábricas de harina en la denominada 'pesca negra'.

"Hemos hecho un ordenamiento acorde a nuestro país. (…) Allá el sector privado está muy involucrado y ponen la cuota que quieren, si alguien se va tirar de un barranco, no vamos a hacer lo mismo", expresó en defensa de la resolución ministerial dispuso que el límite máximo de captura de la anchoveta en el sur del país sea de 400,000 toneladas hasta el próximo 30 de junio.