Gasoducto del Sur: Un proyecto atractivo para inversionistas o una promesa política

¿Puede una infraestructura de US$7,000 millones revolucionar la estructura productiva del sur del país o terminar convirtiéndose en un elefante blanco?

Gestion.pe

El Gasoducto Sur Peruano ha estado en el ojo de la tormenta en las últimas semanas por el incremento en las tarifas eléctricas, que implica su construcción, pero más de un analista y empresario ha cuestionado la necesidad de este megaproyecto e incluso, desde el sector financiero ponen en duda su atractivo.

Pedro Grados, vicepresidente de Wealth Management del Grupo Scotiabank comentó a Gestión que el Gasoducto del Sur, de unos US$7,000 millones, será un proyecto atractivo para los inversionistas siempre y cuando pueda exportar energía a otros países de la región.

“Es un proyecto interesante en la medida que pueda exportar energía a Bolivia, Chile, Brasil o a quien lo necesite. Una variable interesante es abrir el tema de la exportación de energía”, sostuvo en el marco del foro de negocios “Perspectivas de la inversión privada en el contexto electoral”, organizado por CFA Society Peru.

El Gasoducto Sur Peruano fue una de las principales promesas de campaña del presidente Ollanta Humala con sus electores de esa zona del país y fuentes del sector sostienen que el impulso de este proyecto vienen más por razones políticas que por aspectos técnicos o de rentabilidad.

Ya varias empresas generadoras como Termochilca, Statkraft Perú o Edegel, han cuestionado la viabilidad del Gasoducto del Sur, dado que no cuenta con gas ni con una demanda garantizada a nivel local que justifique su construcción.

Financiamiento trunco

Pero las dificultades para conseguir financiamiento para la construcción del Gasoducto del Sur se agravaron luego de que en junio del año pasado detuvieran a Marcelo Odebrecht, máximo responsable ejecutivo de la constructora del ducto, como parte de un arrollador escándalo por corrupción en Brasil.

La propia a firma anunció en noviembre que los US$ 4,100 millones de financiamiento para el Gasoducto del Sur que habían logrado alcanzar fueron postergados como mínimo cuatro meses y hasta la fecha no se conoce si el proyecto ya consiguió el respando financiero.

El vicepresidente de Wealth Management del Grupo Scotiabank aseguró que hay los recursos a nivel local para financiar grandes proyectos de infraestructura, pero dijo que estos deben contar con una estructura financiera sólida, un flujo asegurado y sobre todo, deben mejorar la calidad de vida de las personas.

“Hay financiamiento tanto en la banca comercial tradicional como en el mercado de capitales a través de las AFP, compañías de seguros para contribuir con la recuperación del crecimiento a un nivel de entre 4% y 5%”, anotó.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Perspectiva ForestalComité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

La Trazabilidad: herramienta de gestión y co...

JuegomaniáticosJuan Pablo Robles

La nueva Motherboard de Gigabyte es el sueño...

Economía para todosCarlos Parodi

Perú vs. Nueva Zelanda

El cine es un espejoRaúl Ortiz Mory

Los Meyerowitz: la familia no se elige

Cultura financieraWalter Eyzaguirre

FINANZAS PERSONALES – MITOS Y VERDADES

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO