Rosina Ubillús A.rubillus@diariogestion.com.pe

A partir de los estímulos establecidos en la Zona Euro, Estados Unidos y China, ¿qué perspectivas percibe para la economía mundial?Mi impresión es que lo peor ya pasó en la economía mundial. Creo que China ha reaccionado a tiempo tomando medidas expansivas, porque en el segundo trimestre su economía se desaceleró mucho más de lo esperado, pero ahora se estima que para el presente y el próximo año tendrá un crecimiento económico del orden de entre 7.5 y 7.8% que resulta bajo para , pero que es suficiente para sostener la actividad económica mundial.

¿Y en el caso de Estados Unidos?En Estados Unidos se está percibiendo señales de recuperación graduales y se estiman tasas de crecimiento del orden del 2% para los próximos dos años.

¿A Europa sí le tomará tiempo salir de la crisis?La es fiscal, ahí tienen que ajustar los gastos, subir su recaudación tributaria y bajar sus expectativas de calidad de vida, y todo ello va a tomar varios años. No hay recuperación, ni hay milagros.

¿Cómo incidirán los estimados resultados en la economía peruana?Los resultados señalados son suficientes para sostener niveles de crecimiento de la economía peruana del orden del 5% en adelante para los próximos años. Así, visualizamos un año y medio de crecimiento económico bajo pero suficiente de la economía mundial, con posibilidades que las cosas mejoren a partir del 2014.

En el caso de cómo nos afecta la crisis europea, lo bueno es que el Perú ya ha diversificado sus mercados de tal manera que la recesión europea no nos golpea como lo hubiera hecho hace diez o quince años. Hoy en día, China es nuestro principal mercado seguido por , y mientras estos dos mercados muestren niveles razonables de crecimiento, el Perú está relativamente cubierto.

¿Cuáles son los principales cuellos de botella que pueden afectar la economía del país el próximo año?Percibo más el riesgo político que el económico. Siendo el principal riesgo el que al Gobierno se le vaya de las manos el tema de . Lo visto en Conga es un claro ejemplo del costo que puede tener para la inversión y el crecimiento futuro que un gobierno no tenga una política de cómo actuar frente a estos conflictos. Y si el próximo año estos conflictos se multiplican a lo largo del país, sí creo que la situación de las expectativas cambiaría dramáticamente.

Y en lo que respecta a los cuellos de botella vinculados a la economía, está el problema de la falta de infraestructura. Y en la práctica, durante este Gobierno, no podemos esperar mayores concesiones, porque es un tema que definitivamente no les atrae. Considero que con el nivel de infraestructura que posee el Perú actualmente, se puede sostener tasas de crecimiento económico de , pero no se podrá regresar a tasas de crecimiento de 9% que se tuvo anteriormente.

¿Qué otras dificultades percibe?Tenemos el problema de la ineficiencia general del Estado. Lo estamos viendo con el tema de la educación pública y el Sutep. Y no percibimos ninguna señal del Gobierno para tomar alguna medida que permita reformar el Estado, por lo tanto esto seguirá siendo un lastre para el crecimiento del país en los próximos cuatro años.

¿Qué factores impulsarán el crecimiento económico?Tenemos una situación internacional que se ha deteriorado pero no al punto de afectar tremendamente nuestra capacidad de crecimiento, como ocurrió entre el 2008 y 2009. Adicionalmente, se tiene un impulso de la demanda interna por parte de una clase media emergente, que tiene todavía para varios años más de dinamismo. Y pese a los conflictos sociales, hay suficientes proyectos grandes en marcha en el sector minero, energético y de infraestructura, que ayudan a sostener el crecimiento.