Módulos Temas Día

FMI y sus recomendaciones para mejorar la economía peruana 

FMI espera que el Perú logre un crecimiento de 3.7% en el 2018. “El crecimiento del PBI del 3.2% en el primer trimestre y los indicadores de alta frecuencia para abril apuntan a un repunte de la actividad económica este año"

Economía peruana

Economía peruana (Foto: USI)

Economía peruana (Foto: USI)

USI

El equipo del Fondo Monetario Internacional (FMI) realizó un análisis a la economía peruana y las últimas medidas adoptadas.

“Perú ha sido uno de los países con mejor desempeño en América Latina desde el cambio de siglo, pero el crecimiento se ha desacelerado recientemente”, sostiene en su informe.

Así, espera que el crecimiento rebote al 3.7% en el 2018, con la inflación convergiendo al centro del rango objetivo del BCRP. “El crecimiento del PBI del 3.2% en el primer trimestre y los indicadores de alta frecuencia para abril apuntan a un repunte de la actividad económica este año”, indican.

De esta manera, el FMI prevé que el crecimiento se acelere a más del 4% en el 2019, acercándose gradualmente al potencial a partir de entonces. Dado el aumento de los precios de las materias primas y la agenda de reformas del gobierno, el FMI ha aumentado su estimación del crecimiento potencial a mediano plazo a 4% desde 3.75%.

Con ello, se establecieron recomendaciones en política monetaria, política fiscal, políticas en el sector financiero y reformas estructurales.

A. La postura monetaria actual es apropiada y debe seguir dependiendo de los datos. El BCRP ha relajado adecuadamente las condiciones monetarias en respuesta a cifras de crecimiento más débiles de lo esperado y al declive de los repuntes y las expectativas de inflación. La tasa de política real ahora se sitúa en apenas el 0.6%, significativamente por debajo de la estimación del BCRP de la tasa neutral (alrededor del 1%), lo que implica un estímulo monetario sustancial. Según el escenario de referencia del personal del FMI, esto sugiere un alcance limitado para los recortes adicionales de las tasas dado que la inflación subyacente y las expectativas de inflación se acercan al punto medio del rango objetivo (2%) y un estrechamiento proyectado de la brecha del producto.

B. La gestión de la política monetaria creíble y ágil ha sido fundamental para la estabilidad macroeconómica en Perú, y el BCRP podría considerar mejoras adicionales en las siguientes áreas:

Comunicaciones. El régimen de metas de inflación ha traído ganancias de transparencia significativas. El BCRP podría considerar mejoras en la comunicación de su pronóstico de las condiciones para futuros movimientos de tasas de política.

Flexibilidad de tipo de cambio. Esto sigue siendo importante y las intervenciones de FX deben seguir limitadas a las condiciones desordenadas del mercado. Permitir una mayor flexibilidad cambiaria bidireccional podría ayudar a estimular el desarrollo del mercado y apoyar los esfuerzos de desdolarización.

A. El personal del FMI apoya el aumento planificado de la inversión pública y el enfoque en aumentar la capacidad de ejecución como una prioridad inmediata. Con la economía enfrentando una brecha de producción negativa y las necesidades de reconstrucción significativas asociadas con las inundaciones y deslizamientos de tierra del año pasado, la expansión de la inversión pública -que tiene un alto multiplicador- sigue siendo apropiada. Los pasos importantes para mejorar el marco para el gasto de capital incluyen el fortalecimiento de la planificación a largo plazo y la credibilidad del presupuesto de inversión, una mejor priorización, la simplificación del monitoreo y la evaluación del proyecto, y el aumento de la transparencia de la ejecución. Dado el papel clave que los gobiernos locales juegan para la inversión, c ontinuar los esfuerzos para desarrollar la capacidad subnacional sigue siendo esencial. También será importante que los proyectos de APP, tanto en curso como en proceso, continúen avanzando.

B. Es apropiada la estrategia de las autoridades para centrar el esfuerzo de consolidación a mediano plazo en el lado de los ingresos y agilizar los gastos corrientes. En línea con la regla fiscal, las autoridades planean reducir el déficit al 1% del PBI para el 2021. El enfoque en aumentar los ingresos es bienvenido dado que los ingresos fiscales del Perú parecen bajos en comparación con otros países, las brechas de infraestructura existentes y la necesidad de mantener el gasto público en áreas sociales clave. En ese sentido, el reciente aumento de los impuestos indirectos es bien recibido. Los precios más altos de los productos básicos también deberían contribuir a la consolidación fiscal impulsando significativamente los ingresos. Si los ingresos superan el rendimiento, el personal del FMI respaldará aún más el aumento de la inversión pública. Finalmente, es probable que haya un margen para reducir algunas pérdidas en el gasto corriente.

El personal apoya que las autoridades se centren en una reforma tributaria que simplifique el sistema, nivele el campo de juego y mejore la administración tributaria. El sistema tributario es complejo, con numerosas exenciones de régimen especial y esquemas de retención generalizados y superpuestos. Se debe dar prioridad a reducir las brechas de cumplimiento (especialmente en el Impuesto a las Ventas), avanzar hacia un régimen de impuesto a la renta menos fragmentado, hacer más progresivos los impuestos a la renta personal, racionalizar las exenciones tributarias y aumentar los ingresos provenientes de los impuestos a la propiedad.

A. Como se señala en el Programa de Evaluación del Sector Financiero en curso en el Perú, el sector bancario sigue siendo sólido, pero sigue siendo importante seguir supervisando un amplio conjunto de vulnerabilidades. Las pruebas de tensión muestran que el sector financiero puede soportar incluso graves crisis macro financieras. Sin embargo, los focos de vulnerabilidad merecen una atención especial:

El sector financiero peruano está altamente concentrado y dominado por conglomerados financieros . Aunque el análisis de contagio interbancario no encontró grandes riesgos de exposiciones directas entre grandes bancos o riesgo indirecto derivado de los efectos de las ventas de remate, los grandes bancos tienen carteras de préstamos similares y el riesgo de crédito está fuertemente correlacionado entre los bancos. Como resultado, los shocks que desencadenan exposiciones comunes tienen el potencial de convertirse en eventos sistémicos, ya que el sistema bancario está concentrado. Para mitigar estos riesgos, los recargos de capital para los bancos sistémicos deberían incrementarse en línea con el marco de Basilea III, que la SBS está considerando actualmente. Además, el aumento del aprovisionamiento anticíclico en los bancos más pequeños fortalecería su capacidad para resistir los potenciales shocks.Las exposiciones fuera de balance deben continuar siendo monitoreadas, aunque las referencias/pruebas de tensión no sugieren que representen un riesgo actual significativo.

B. El amplio conjunto de herramientas del Perú ha ayudado a facilitar la desdolarización significativa en las últimas décadas, y otras medidas podrían ayudar a consolidar esto. Para lograr un progreso adicional, las autoridades podrían aumentar los pesos de riesgo en los préstamos de divisas en la línea sugerida por las recientes directrices de Basilea III. C on respecto a los requisitos de reservas de divisas, los cambios deben vincularse al proceso de desdolarización o a enfrentar shocks macro financieros adversos.

C. El personal del FMI acoge con satisfacción los planes de las autoridades para fortalecer la supervisión del sector financiero, pero observa que los esfuerzos adicionales en algunas áreas específicas siguen siendo importantes. Sigue siendo necesario eliminar las limitaciones legales y mejorar el marco de supervisión que fortalecería la capacidad de la SBS para la supervisión consolidada de conglomerados financieros. La aprobación de la legislación pendiente que migra la supervisión de las cooperativas de ahorro y crédito a la SBS constituiría otro paso importante. Continuar el proceso de transición a la supervisión basada en el riesgo del sector de seguros también es importante. Además, las autoridades podrían mejorar aún más su marco macro prudencial, incluso otorgando mandatos mejorados para la política macro prudencial al BCRP y al SBS, y mediante la implementación de un memorando de entendimiento para fortalecer la coordinación.

D. Los esfuerzos de desarrollo financiero deben enfocarse en expandir el acceso financiero y la inclusión, y abordar la alta concentración. Si bien se han logrado avances, la profundidad financiera general en Perú sigue siendo baja en relación con la región. La alta concentración también podría indicar una falta de competencia bancaria en algunos segmentos. Las autoridades deben fortalecer el marco legal e institucional para supervisar de manera más efectiva todos los aspectos de la competencia, la conducta del mercado y la protección del consumidor.

E. Con respecto a la inclusión financiera, se debe considerar la reforma de la billetera electrónica Billetera Móvil (BiM) y los enfoques de la tecnología financiera utilizada en otros lugares. La aceptación de BiM está por debajo de las expectativas. Podría beneficiarse de la interoperabilidad con las cuentas bancarias, la digitalización de los pagos públicos y los criterios de acceso ampliado para la plataforma de dinero móvil. Las instituciones de fintech, aunque actualmente tienen una escala limitada, podrían proporcionar nuevas soluciones para la inclusión financiera. Sacar lecciones de los enfoques regulatorios que surgen en otros lugares, como la adopción de áreas de prueba regulatorias (por ejemplo, Singapur y Estados Unidos), sería fundamental para desarrollar el sector fintech apoyando adecuadamente la innovación mientras se gestionan los riesgos.

A. Se necesita un enfoque multifacético para impulsar el crecimiento potencial. A pesar de cierta convergencia, la productividad laboral es una quinta parte del personal de EE.UU. y las autoridades acuerdan muchas de las áreas prioritarias para impulsar la productividad y reducir la mala asignación de recursos, que incluyen educación, infraestructura, instituciones y reforma del mercado laboral. También es importante eliminar las barreras que limitan el crecimiento de las empresas productivas y la formalización laboral, incluidas las distorsiones creadas por los incentivos fiscales, la regulación onerosa y el acceso limitado al crédito.

B. El escándalo de Lava Jato ha tenido un gran impacto en la economía y las autoridades consideran acertadamente la gobernanza como una prioridad. La Ley 30737 debería reducir la incertidumbre en el sector de la construcción, mientras que exigir declaraciones de conflicto de intereses por parte de los funcionarios públicos (como se prevé en los poderes legislativos especiales) sería un paso positivo para ayudar a reducir la corrupción. Asimismo, además de mejorar ampliamente la gobernanza fiscal, el personal del FMI recomienda: mejorar el intercambio oportuno de información e inteligencia financiera entre las agencias anticorrupción; fortalecimiento del sistema de declaración de activos (es decir, verificación, información sobre beneficiarios reales y acceso público); mejorar la supervisión ALD / CFT basada en el riesgo y el sistema de notificación de transacciones sospechosas; crear un registro de beneficiarios reales; y garantizar la debida diligencia del cliente para las personas políticamente expuestas. El personal está listo para apoyar aún más a las autoridades en sus esfuerzos.

C. Si bien la pobreza y la desigualdad disminuyeron marcadamente durante el auge de los productos básicos, aumentaron en el 2017 y puede que sea necesario volver a calibrar las políticas. El aumento de los ingresos fiscales ayudará a proteger la infraestructura necesaria y el gasto social. El progresivo aumento del sistema de impuesto a la renta personal también mejorará la redistribución. Dadas las transferencias altamente concentradas y la falta de capacidad de absorción a nivel subnacional, valdría la pena volver a pensar en fórmulas de reparto de ingresos para reducir las desigualdades horizontales. Específicamente, además de la producción de recursos naturales, podrían reflejar mejor las necesidades de gasto, por ejemplo, el tamaño de la población y los niveles de pobreza.

D. El sistema de pensiones podría reformarse para mejorar la protección social y reducir las inequidades, pero las compensaciones requieren una consulta pública y una comunicación cuidadosa. Dada la baja cobertura de las pensiones, el pilar no contributivo (Pensión 65) seguirá siendo importante y debería ampliarse. En el sistema público, acortar el período mínimo de contribución de 20 años permitiría que más trabajadores de bajos ingresos reciban una pensión. En ambas áreas, los costos fiscales deben evaluarse cuidadosamente. Varias reformas podrían ayudar a aumentar las tasas de reemplazo en el sistema privado. Específicamente, deben reducirse los elevados aranceles de gestión de pensiones y debe eliminarse una excesiva flexibilidad para retirar importes de pago único.

El aumento de las contribuciones también podría considerarse, pero podría tener un impacto adverso en la formalidad laboral. Dado que estas reformas aún llevarán a tasas de reemplazo muy por debajo de los niveles de la OCDE, será crucial comunicar expectativas realistas al público. A más largo plazo, también se debe buscar una reforma institucional más amplia para integrar mejor los pilares privados y públicos, considerando las compensaciones entre la adecuación de las pensiones, la cobertura y la sostenibilidad fiscal.

Leer comentarios ( )

Ir a portada