(Bloomberg).- La preocupación por la magnitud del endeudamiento de los gobiernos locales en no debe ser exagerada porque la mayoría de la deuda está en moneda local, dijo Changyong Rhee, director para la región Asia- Pacífico en el .

"Estamos preocupados; hay un problema, pero por otro lado no exageremos demasiado", dijo Rhee en una conferencia durante las reuniones del FMI en Washington. "Si es necesario, hay espacio para que el gobierno chino reaccione" para proteger la estabilidad de los mercados financieros, dijo.

Un paquete de estímulo desplegado el 2008 en medio de la crisis financiera añadió carga de deuda a los gobiernos locales, aumentando la preocupación sobre si serán capaces de pagar los préstamos. Sus pasivos aumentaron 67%, hasta los 17.9 billones de yuanes (US$ 2.9 billones) en junio de 2013, desde finales del 2010, según datos de la Oficina Nacional de Auditoría.

Las autoridades chinas comprenden la necesidad de frenar el crecimiento del crédito y están dispuestas a "sacrificar" el crecimiento económico para "garantizar su estabilidad a largo plazo", dijo Rhee.

El FMI prevé que el crecimiento económico de a un 7.5% este año, dejando atrás una tasa media de crecimiento de 10% de la última década.

Mientras que el nivel de deuda del gobierno local sigue siendo "manejable", necesitan frenar el aumento, dijo Markus Rodlauer, subdirector del departamento de Asia –Pacífico del .

Los gobiernos locales son responsables del 80% del gasto, mientras que reciben sólo el 40% de los ingresos fiscales, el legado de un sistema de coparticipación de impuestos de 1994, dijo el .

No es "el camino correcto" quitar la carga de deuda de lo local al gobierno central de "un golpe", ya que va a crear un "riesgo moral " y alentar a las autoridades locales a endeudarse aún más, advirtió Rodlauer.