Reuters.- El crecimiento de la economía de se aceleraría a un 3.7% en 2013, frente al 2.8% que se espera para este año, por una dinámica demanda doméstica, políticas financieras sólidas y estabilidad macroeconómica, según un reporte de la agencia de calificación Fitch.

No obstante, dijo el jueves que la solvencia crediticia de la región se estancaría el próximo año. Actualmente, sólo dos países, Uruguay y Ecuador, tienen perspectivas positivas.

"Si bien existe la posibilidad de acciones selectivas de calificación positiva, condiciones externas débiles, precios estables de las materias primas y la falta de un movimiento significativo de reforma probablemente afectará al impulso alcista de las notas soberanas de América Latina de los últimos años", dijo , jefa de calificación soberana para América Latina de Fitch.

"Más aún, decisiones positivas sobre las calificaciones van a depender cada vez más de factores institucionales y estructurales a medida que más soberanos ingresen a la categoría de grado de inversión", añadió.

Fitch estima que los panoramas para las calificaciones de riesgo de crédito de Venezuela, El Salvador y son negativos. La agencia estima que, al tener menos capacidad de maniobra y contextos políticos más débiles, es probable que países con calificaciones altamente especulativas sean más vulnerables a un ambiente externo difícil.

Fitch estima que el crecimiento económico de y , las dos mayores economías de América Latina, será cercano al promedio de la región.

Bolivia, Chile, Colombia, Panamá, Perú, Surinam y Uruguay deberían de tener un desempeño mejor que el promedio de crecimiento regional de un 3.7% en 2013, y sería la economía más expansiva.

Por otro lado, Argentina, El Salvador, Jamaica y Venezuela mostrarían un desempeño inferior al promedio de la región.

Fitch destacó además la mejor capacidad de la región para resistir embates externos. Las reservas externas de América Latina han aumentado desde 494,000 millones de dólares en 2008 aun estimado de unos 812,000 millones de dólares en 2012, añadió.

Los principales riesgos para la región, según la agencia, son la caída de Estados Unidos en el llamado abismo fiscal, una crisis más intensa en la eurozona y una desaceleración mayor a la esperada de China.

Bancos de CentroaméricaEn un reporte separado, Fitch dijo que las perspectivas para los bancos centroamericanos y de República Dominicana son estables, gracias a mejoras de la rentabilidad, sólidos balances y una amplia liquidez.

"Menores provisiones por préstamos, un sólido crecimiento del crédito, ajustes de activos y algunos avances en eficiencia impulsarán las ganancias de los bancos en 2013", dijo René Medrano, director senior del grupo de instituciones financieras de Fitch.

La agencia espera crecimientos del crédito a tasas de dos dígitos en la región, excepto en El Salvador y RepúblicaDominicana, donde la expansión será menor.