Fitch Ratings elevó hoy la calificación Issuer Default Rating (IDR) en escala internacional en moneda extranjera de la de Lima (MML) a BBB+ desde BBB-.

La agencia calificadora de crédito también subió la calificación IDR en escala internacional en moneda local de la MML a BBB+ desde BBB-, mientras que revisó la perspectiva crediticia a estable desde positiva.

El aumento en la calificación va de acuerdo a las acciones sobre la calificación soberana de Perú (IDR moneda extranjera en BBB+, IDR moneda local en A-), tomadas en octubre de 2013 por parte de Fitch.

También por las fortalezas financieras de MML: su importancia en el contexto nacional, al ser la capital económica y política del país; así como la dinámica y creciente recaudación de impuestos municipales, que apoyan la generación de altos márgenes operativos.

Asimismo, la acción de calificación considera el aumento en el nivel de deuda, el cual resultará manejable debido a la fortaleza fiscal de MML y sus altos márgenes de operación.

Sin embargo, las calificaciones incorporan los planes de inversión de MML los cuales serán financiados, en su mayor parte, con deuda; agregando presión al gasto corriente.

MML tiene el estatuto de una región especial con 43 distritos dentro de su jurisdicción. MML representa alrededor del 45% del producto bruto interno (PBI) de Perú y cerca del 28% de la población total del país.

El crecimiento poblacional ha generado un aumento de la base tributaria. Esto, unido a las políticas fiscales implementadas, ha dado lugar a un aumento significativo de los ingresos municipales; entre los que destaca el impuesto sobre transmisiones patrimoniales (alcabala).

También, los esfuerzos de la administración para reducir y cobrar impuestos atrasados han sido factores importantes en materia de generación de ingresos.

Además de los impuestos, MML recaudaba los cobros de las autopistas. Sin embargo, a partir de 2013, esta fuente de ingresos se trasladó a nuevos concesionarios de las carreteras, quienes son responsables de su mantenimiento y operación.

Esto supondrá una reducción significativa de los ingresos en el futuro ya que los ingresos por peaje representaron alrededor de 24% de los ingresos operativos ajustados (sin incluir el impuesto patrimonial que recibe en nombre de los distritos) en 2012, esto también dará lugar a importantes ahorros en materia de costos operativos.

En general, el desempeño presupuestal de la entidad ha registrado sólidos márgenes operativos, con un promedio de 46% en el periodo de 2009-2013. La disminución en los márgenes en 2012 y 2013 se debió principalmente a una disminución en los ingresos por cobro de peajes así como por el aumento significativo en gastos de personal a raíz de una resolución legal. Sin embargo, los márgenes permanecen fuertes (36% en 2013).

Las responsabilidades de MML se centran, en gran medida, en gastos de capital. Dado el fuerte crecimiento demográfico, el gasto de capital ha sido significativo sobre todo en los últimos años fiscales. Se espera un aumento en el gasto operativo debido los planes de inversión tomados.

Sin embargo, Fitch estima un nivel manejable en sus márgenes operativos en el escenario base, entre 25-30% para los próximos 3 años.

El plan de inversión incluye un gran número de proyectos tal como la mejora y ampliación de las principales rutas de transporte público, parques, cerros y barrios, algunas carreteras, el proyecto de la zona costera (Costa Verde), y el mercado al por mayor (EMMSA), entre otros.

En cuanto a la deuda, la Municipalidad registra 558 millones de soles (US$ 199.7 millones) al 30 de marzo de 2014. Para cubrir parte del gasto de capital, la deuda aumentó.

Se estima que la deuda como proporción de los ingresos corrientes aumentará desde 22% (2012) hasta un máximo de 50% para finales de 2014; nivel manejable de acuerdo a los altos márgenes operativos. En la actualidad, el servicio de la deuda tiene prioridad de pago a través de contratos fiduciarios, lo cual es un factor positivo para la calificación.

Por lo anterior, en el caso de que MML decida en un futuro emitir bonos, Fitch esperaría que los bonos emitidos sin garantía sean respaldados por un fideicomiso para asegurar que todas las obligaciones financieras establecidas sean pari passu, de lo contrario, el bono obtendría una menor calificación en relación a su emisor debido a su dependencia.

La MML cuenta con una cantidad importante de empresas públicas, las cuales no representan una carga importante para las finanzas de la Municipalidad, ya sea porque se autofinancian o debido a su limitado presupuesto.

Sin embargo, Fitch dará seguimiento a su situación financiera con el fin de asegurar el mantenimiento en sus perfiles financieros de acuerdo con los niveles registrados en los últimos años.

Sensibilidad de las calificacionesUna acción de calificación positiva se podría presentar si se mantiene la tendencia creciente en los ingresos de MML, junto con un control de gastos así como el registrar términos y condiciones favorables de deuda.

Asimismo, un aumento de la calificación soberana, junto con un sólido desempeño operativo de MML, podría reflejarse en una acción de calificación positiva.

La Perspectiva actual es Estable, por lo tanto, el análisis de sensibilidad de Fitch no prevé desarrollos que llevarían a una baja en la calificación. Sin embargo, los acontecimientos futuros que pueden, individual o colectivamente, llevar a una acción negativa en la calificación incluyen un deterioro significativo en la ejecución presupuestal causada por un aumento importante de los gastos operativos y/o por una disminución de los ingresos.

Del mismo modo, un aumento en su nivel de endeudamiento (largo o corto plazo) superior a las proyecciones de Fitch pudiera impactar negativamente en las calificaciones.