Reuters.- Los treparon en julio después de caer en los últimos tres meses y podrían subir aún más, aumentando el potencial de una crisis alimentaria del tipo visto en 2007-2008, anunció .

"Los de aumentar adicionalmente", dijo a Reuters el economista y analista de granos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por su sigla en inglés), Abdolreza Abbassian.

"Definitivamente no va a ser una temporada donde los precios caigan por debajo del año anterior", agregó.

Una crisis alimentaria estalló hace cinco años luego de que un alza de los mercados de futuros de granos ayudó a impulsar los precios y provocó violentos disturbios alimentarios, aunque una repetición sólo ocurriría si los países comenzaron a adoptar políticas como la prohibición de exportaciones, dijo.

El Índice de Precios de Alimentos de la FAO, que mide los cambios mensuales de los precios para una canasta de cereales, oleaginosas, lácteos, carnes y azúcar, promedió 213 puntos en julio, con un alza de 12 puntos frente a junio, y de este año, dijo el organismo.

El nivel de julio está aún por debajo de un récord de 238 puntos alcanzados en febrero del 2011, según la FAO, pero cerca de los niveles registrados durante la crisis alimentaria en 2007-2008.