En Perú, el proceso de implementación de , liderado por la , ya empezó de forma paulatina. Y contribuyentes y proveedores deberán adecuarse a este nuevo sistema.

A juzgar por experiencias en otros países, Carlos Velamazán Muñoz, director de negocios de Seres para América, empresa especializada en el intercambio electrónico de documentos, sostiene que la implementación de las funciona mejor en mercados donde no existe la obligatoriedad.

"La experiencia (de la facturación electrónica) tiene mayor valor en los mercados donde no hay obligatoriedad, donde realmente el motor del intercambio electrónico de documentos es la eficiencia", explica.

Aunque no es obligatorio, las empresas españolas no hacen ninguna factura en papel y ahorran en promedio unos $9 por cada emisión de factura electrónica. En , México y Ecuador (por fases) sí emiten estos documentos por obligación, mientras que el mercado argentino y colombiano trabajan con una normativa.

Además de los para las empresas –ahorro de costos, optimización de procesos, y mayor eficiencia y control– el ejecutivo de Seres argumenta que su propuesta de valor para el mercado peruano pasa por su modelo de negocio de pago por uso, que te permite usar el servicio a escala en volumen y en capacidad de procesamiento, y la gratuidad para los receptores de las facturas.

"Todos ganan con la obligatoriedad. Nuestros ingresos no significan ningún sobrecoste para los participantes, el valor que agregamos es que permitimos reducir los costos (…) Utilicemos esa obligación como plataforma para dar una evolución tecnológica a las empresas y los mercados", indicó.

Datos

- Seres, compañía de origen francés, es la empresa líder en el intercambio electrónico de documentos

- El 70% de la circulación de documentos en el mercado francés viaja a través de sus redes

- En América Latina, comenzaron en México en 2007. Ahora, operan en Argentina, Colombia, Ecuador y Perú

- Hace unos meses, abrieron su primera oficina en Perú y esperan invertir al menos US$ 125,000 en su inicio.