En los primeros cinco meses del año, la de aumentó en 55%, en relación a similar periodo del 2015, ascendiendo a US$ 21.2 millones de acuerdo a datos de . El año pasado, las ventas al exterior de las leguminosas alcanzaron los US$ 13.7 millones.

El titular de la institución, , detalló que en el tiempo de análisis, las legumbres peruanas llegó a 42 mercados liderados por Colombia que concentró el 43.8% del total, seguido de Estados Unidos, Ecuador, Puerto rico, Canadá, España, Reino Unido, Líbano, Panamá y Jamaica.

En esa línea, explicó que las que se vendieron al exterior fueron el frejol caupí, el frejol canario, las habas y arvejas, entre otros.

"Los frejoles son una oportunidad tremenda para los pequeños productores pues necesitan poca inversión y tienen pronto retorno", refirió durante el anunció anunciar del Seminario Internacional denominado 'Frejoles en el Perú: nuevas oportunidades de negocio', a realizarse el 19 de julio.

No obstante, precisó que uno de los principales escollos es que no hay suficiente semilla certificada ante un mercado mundial insatisfecho.

"Para abastecer el mercado debemos promover más variedades, investigar, mejorar las semillas y aumentar la productividad por hectárea, creando así un círculo virtuoso de las legumbres", dijo.

En cambio, el titular de Agricultura y Riego, , indicó que las legumbres tienen un gran potencial y que puede tener aliados estratégicos como la gastronomía.

"Hay potencial para seguir llevando productos al exterior. La costa ya es conocida como zona productora de una diversidad de alimentos y ahora se suma la sierra", añadió.