Las sumaron US$ 34.1 millones en el primer trimestre del 2015, lo que significó una contracción de 29.7% respecto a similar periodo del 2014. Este resultado fue, principalmente, por la menor demanda de Estados Unidos, señaló ADEX.

El principal destino de los langostinos peruanos fue Estados Unidos con US$ 21.6 millones, lo que representó una contracción de 40.6% y concentró el 63.3% de los despachos totales.

Según el Sistema de Inteligencia Comercial ADEX Data Trade, este mercado cuenta con altos stocks del producto, lo que generó que las ventas sean un poco lentas en este periodo.

España ocupó el segundo lugar del ranking con compras por US$ 6.1 millones (-6.1%) y, en tercera ubicación, (US$ 3.7 millones), que elevó sus pedidos 230.6%. Otros destinos fueron Canadá, República de Corea, Arabia Saudita, Italia, México y Japón.

La Gerencia de Servicios e Industrias Extractivas de ADEX señaló que la baja de exportaciones de este producto también se debió a que se recuperaron los países productores de langostinos que fueron afectados por el Síndrome de Mortalidad Temprana (EMS).

Recordó que los exportadores peruanos incrementaron sus despachos a inicios del 2014 por la mayor demanda internacional que excedía la oferta disponible de los principales proveedores como Vietnam, México y Tailandia, además del EMS que afectó a algunos países.

Todo ello se tradujo en el incremento de sus precios. No obstante, al recuperarse estos mercados de esa enfermedad, en el primer trimestre del 2015 el precio de los langostinos disminuyó.

El gerente de Producto de Eco–Acuícola, Keyner Gamarra, señaló que, ante la caída de envíos de langostino, muchos importadores detuvieron sus compras por stocks a precios altos, entonces se detuvo el consumo. "Ecuador tuvo una fuerte oferta que, normalmente, se destina a mercados como China, Europa y Japón, pero, debido a la crisis del euro, Europa dejó de ser atractivo, Japón se contrajo, China se cerró y el volumen resultó en Estados Unidos", dijo.

Demanda En el primer trimestre, los langostinos fueron demandados a través de cinco partidas. Las principales son "colas de langostino con caparazón s/cocer en agua o vapor, congeladas" (US$ 20.1 millones), "langostinos enteros congelados" (US$ 7.4 millones) y "colas de langostino sin caparazón congeladas" (US$ 6.5 millones).

Gamarra se refirió a la diferencia entre colas de langostino con caparazón y colas sin caparazón o enteros afirmando que la oportunidad está en diversificar mercados.

"Sin duda, existe mayor oportunidad para desarrollar productos con valor agregado que lleguen más cerca al consumidor final. Será responsabilidad de la empresa privada cumplir con los requisitos de calidad y flexibilidad en las presentaciones que el mercado necesita", manifestó.

Las principales empresas exportadoras de langostinos son Corporación Refrigerados INY, Eco Acuícola, Virazón, Marinazul, La Fragata, Inversiones Prisco y Ccoral, entre otros.