El Perú podría convertirse en el exportador mundial de leche debido a que cuenta con la materia prima para liderar dentro de la , pero la falta de tecnología y asociatividad de los pequeños productores dificultan el crecimiento en esta industria, afirmó el asesor principal de la Granja de la Universidad Lincoln de Nueva Zelanda, Murray Jamieson.

"Perú tiene la tierra y la materia prima para que se convierta en un líder dentro del sector lácteo, pero los productores necesitan tecnología para lograrlo", mencionó.

Por su parte, el presidente de Sierra Exportadora, Alfonso Velásquez, indicó que el experto ganadero de Nueva Zelanda identificará un modelo de gestión rentable que beneficie a los productores del Altiplano.

Dicho asesoramiento se realizará durante el Encuentro de Productores Lecheros este jueves 25 de setiembre en el distrito de Ayaviri, ubicado en la provincia de Melgar (Puno).

"Jamieson es un referente internacional y él presentará un modelo de gestión para el manejo adecuado de la alfalfa dormante y así reducir el desperdicio de esta materia prima en Puno", dijo Velásquez.

Agregó que el Perú tiene un extraordinario recurso, a diferencia de otros países de la región, e incluso es mejor que la de Nueva Zelanda, pero falta una adecuada gestión en la alimentación del vacuno.

Explicó que el objetivo es producir leche de calidad que permita elaborar nuevos productos lácteos para la exportación, como la leche en polvo, que es más rentable en relación a temas logísticos y de transporte.

Señaló que Sierra Exportadora impulsa el Encuentro de Productores Lecheros en Puno, debido a que dicho departamento concentra la mayor cantidad de ganados vacunos.

Según el Censo Nacional Agropecuario (Cenagro) del 2012, se registró más de cinco millones de vacunos a nivel nacional, de ellos el 70% están en la sierra.

En el encuentro también participará el experto ganadero de Puno, Isidro Velasco; el presidente de la SADA Arequipa y de la Asociación de Criadores de Ganado Holstein del Perú.

De la misma forma, estarán representantes de la empresa Laive, dueños de los principales fundos de la ciudad del Altiplano y pequeños productores.