María Claudia de la Barramdelabarra@diariogestion.com.pe

Si bien ya se vienen realizando esfuerzos para (de un 30% a un 50%), y se está a la espera de la decisión final del , esta medida resulta insuficiente, pues el camino por mejorar su regulación actual aún es amplio.

Y es que, urge cambiar la "muy deficiente" regulación que la Superintendencia de Banca y Seguros ( ) ejerce sobre el sistema, pues viene afectando y reduciendo las pensiones esperadas de los afiliados. Así lo aseguró , gerente del Instituto Peruano de Economía ( ).

"El exceso de control y paternalismo que hay de parte de la debe cambiar cuanto antes pues es nocivo para el rendimiento de los fondos de las AFP. Por ello, es urgente que la regulación sea liberalizada; de lo contrario, no se tiene claro para qué se quiere un esquema complicado de portafolios de inversión de las si la SBS debe autorizar todas sus decisiones", afirmó.

"Incluso, pasar al 50% en el límite de inversiones es poca cosa pues debería seguir relajándose en todo lo que se pueda", agregó.

Así, Palomino señaló que el sistema actual de regulación va en contra de todo principio fundamental de diversificación de los fondos, lo que impide mejorar y optimizar el retorno ajustado por riesgo de las inversiones.

"La regulación está extraordinariamente atrasada. Forzar a que el 70% de los fondos sean invertidos en el 0.2% de la oferta mundial es absurdo y contrario a todo sentido práctico y al principio de la diversificación, que es el mecanismo fundamental para reducir los riesgos a poco costo", refirió.

En ese sentido, Palomino dijo que es necesario pasar a un esquema mucho más abierto, donde, dentro de parámetros generales, basados en principios básicos de control de riesgo y diversificación, se permita que los fondos sean administrados por equipos calificados, capaces de manejar sus decisiones responsablemente.

"Conforme un mercado se tiene que desarrollar, se le tiene que dar espacios…y la nueva regulación que ha salido, en términos de legislación de , va creando condiciones para que eso se mejore", señaló.

Licitación tímidaRespecto a la (SPP), la cual se llevará a cabo el 20 de diciembre, Palomino opinó que si bien la subasta introduce un mecanismo de competencia adicional, aún es un proceso "tímido", pues, al realizarse una vez cada dos años, atenta contra el ideal de competencia permanente del sistema.

"Ponerlos a pelear por comisiones una vez cada dos años, claro que es mejor que nada, pero dista mucho de ser un entorno en el que hay un incentivo a la competencia permanente. Por ello, se necesitan mecanismos que hagan competitivo el mercado y ello llevará a que las comisiones se reduzcan. Así se mejora el servicio y se reduce el costo también", culminó.