A pesar de los esfuerzos de la para reducir la evasión fiscal en el Perú, ésta suma a la fecha alrededor de S/. 25,000 millones (US$ 8,300 millones), informó Carlos Vargas, socio de Vargas Alencastre, García & Asociados Latinoamérica (VAG LAT) para América Latina, que pertenece a Geneva Group International (GGI).

Agregó que la informalidad se centra en la y en la construcción, y de la cifra total antes mencionada, los dos sectores representan el 80%.

También manifestó que los esfuerzos del ente tributario en intensificar los niveles de fiscalización se centran en las revisiones masivas a micro y pequeñas empresas (mypes).

"De tal forma, se busca reeditar lo alcanzado en el 2014, cuando los ingresos del Tesoro Público por recaudación de impuestos ascendieron a S/. 95,389 millones, cifra superior en S/. 5,991 millones en relación al año 2013", precisó.

Al cerrar el presente año, Vargas estimó un incremento del 5% en lo referente a recaudación tributaria.

Sin embargo, destacó la incorporación masiva de las pequeñas empresas al sistema de Libros Contables Electrónicos y la incorporación a los profesionales independientes a través de la emisión de Recibos de Honorarios electrónicos obligatorios, todo ello va a lograr que la Sunat pueda fiscalizar virtualmente en tiempo real y con resultados de recaudación inmediatos.

"Esto aunado a un plan de facilidades para la obtención de Fraccionamiento Tributario va a coadyuvar a mejorar la recaudación. Sin embargo falta hacer algunas ajustes, como el orientar las fiscalizaciones a los sectores informales, que aún campean en nuestro medio como es el caso de los sectores minería y construcción informal", afirmó Vargas.

Por otro lado, informó que la campaña lanzada por la Sunat para afrontar agresivamente a los evasores tributarios está dando resultados, debido a que en el 2014 han habido 59 sentencias del Poder Judicial por delitos tributarios, y se espera que este año suba a 90 las sentencias por temas como defraudación aduanera , uso de facturas falsas , entre otros delitos.

Sin embargo, insistió en la intensificación de esta lucha contra la evasión tributaria, pero también debe ser frontal la lucha contra la corrupción de nuestros funcionarios públicos y gobernantes.

"Si cambiáramos la mentalidad corrupta de algunos de nuestros líderes y gobernantes por una mentalidad global, de servicio al prójimo, nuestros niveles de crecimiento macroeconómico serian extraordinarios", sentenció.