Washington (Reuters).- El gasto del consumidor en Estados Unidos subió levemente y la inflación permaneció contenida en julio, lo que ofreció una nota de cautela sobre la economía en momentos en que considera reducir su enorme programa de compras de bonos.

El Departamento de Comercio dijo el viernes que el subió un 0.1% debido a que los desembolsos en servicios permanecieron estables y las compras de bienes duraderos como automóviles cayeron. El gasto también fue contenido por débiles ingresos.

Economistas consultados por Reuters pronosticaban que el gasto en consumo, que responde por alrededor de un 70% de la actividad económica de Estados Unidos, subiría un 0.3% el mes pasado.