AP.- se prepara para que el martes comience un cierre parcial del sector público, dado que no hay un acuerdo en el Congreso para aprobar un presupuesto que financie al Gobierno para los próximos doce meses.

El plazo vence este martes 1 de octubre, puesto el gobierno estadounidense estuvo recurriendo a presupuestos de corto plazo, conocidos como "resoluciones continuas". Mientras tanto, Estados Unidos se encamina al primer cierre del gobierno en 17 años ante la falta de recursos.

Si se llega al plazo de la medianoche del lunes sin un acuerdo, un cierre afectaría a un amplio número de programas que incluye desde parques nacionales hasta el Pentágono.

El presidente Barack Obama y el líder de la mayoría demócrata en el Senado rechazaron en el Cámara de Representantes la madrugada de hoy que retrasaría un año la puesta en marcha de partes clave de la nueva ley de salud y derogaría un impuesto a dispositivos médicos como marcapasos, a cambio de evitar el cierre.

La prometió vetar la legislación completa y acusó a los republicanos de tener "una agenda política muy limitada y empujar al gobierno al cierre".

Si el gobierno se queda sin fondos algunos servicios básicos como el patrullaje en la frontera, la inspección de alimentos y el control del tráfico aéreo se mantendrían. Los pagos de seguridad social y el seguro médico para ancianos y pobres seguirían cubriéndose para que los doctores continúen con la atención.

El Senado planea reunirse hasta el lunes en la tarde, 10 horas antes de que ocurra el cierre.